Por amenazas, cerraron las escuelas de Los Ángeles

Fueron recibidas por mail. En Nueva York también evacuaron.

Los ángeles.- Todas las escuelas de Los Ángeles fueron cerradas ayer después de que se recibiera una amenaza por mail, informaron las autoridades de esa ciudad estadounidense, sin precisar de qué tipo de amenaza se trataba.

Antes del inicio de las clases, las autoridades advirtieron a más de 640.000 estudiantes que no acudieran a sus colegios y a los que estaban de camino se los mandó de vuelta a sus casas.
Los Ángeles es el segundo mayor distrito escolar en Estados Unidos, tras Nueva York. Según las autoridades, la amenaza fue enviada por mail desde un ordenador con IP en la ciudad alemana de Fráncfort.

Las autoridades señalaron que 640 mil estudiantes de colegios públicos se quedaron sin actividades escolares a causa de las intimidaciones.

Sin riesgos

El director del distrito escolar de Los Ángeles, Ramon Cortines, dijo que la amenaza estaba dirigida contra más de una escuela. "No queremos correr ningún riesgo", manifestó.

Las alrededor de 900 escuelas fueron revisadas en busca de posibles explosivos o armas. Por ahora se desconoce si el miércoles se podrán retomar las clases.

En Nueva York hubo una amenaza casi idéntica, también proveniente del exterior, pero las autoridades la descartaron porque la consideraron "no creíble".

"La división de inteligencia del NYPD (Departamento de Policía de Nueva York) estuvo en contacto con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) a lo largo de la mañana evaluando la situación y llegó a la conclusión de que la amenaza no era creíble", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Inmediatamente después de la difusión de la amenaza hubo especulaciones de que podría haberse tratado de un mal chiste. Varios expertos consideraron que no debería llegarse a una situación en la que Estados Unidos se deje intimidar por amenazas y tome medidas precipitadas.

Cortines justificó sin embargo su decisión: "Creo que es importante tomar estas medidas preventivas si se piensa en lo que pasó recientemente".

En San Bernardino, California, a cerca de una hora en auto de Los Ángeles, se registró hace dos semanas un ataque contra una institución estatal en el que murieron 14 personas, además de los dos atacantes. El FBI calificó el hecho como un acto terrorista.

En alerta por las redes sociales

Seguridad de un lado, libertad de expresión, protección de la vida privada y limitaciones técnicas del otro: los pedidos para frenar las actividades de los yihadistas en las redes sociales se intensificaron tras los ataques de París y California, pero suscitan numerosos inconvenientes.

"Vemos una gran presión tanto en Europa como en Estados Unidos, los líderes políticos piden a las empresas hacer más", pero esto sólo podría hacerse con "grandes consecuencias para las libertades individuales", advierte la experta Emma Llanso, del Centro para la Democracia y la Tecnología en Washington.

En Estados Unidos, el presidente Barack Obama pidió ayuda a los grupos tecnológicos después de la matanza de San Bernardino, uno de cuyos autores había prometido lealtad a la organización yihadista Estado Islámico (EI) en Facebook.

La Comisión Europea organizó un foro para iniciar un diálogo entre los gobiernos y las grandes empresas de internet sobre la lucha contra la radicalización.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído