Por celos, un hombre le arrancó los ojos a su pareja

El brutal hecho sucedió en Coyhaique, a 1700 kilómetros de Santiago.

Chile.- La policía chilena detuvo en la ciudad de Coyhaique, en el sur, a un hombre acusado de arrancarle los ojos a su pareja y de provocarle una fractura de cráneo y golpes hasta sacarle casi todas las piezas dentales, en una agresión que aparentemente fue provocada por celos.

El individuo fue identificado como Mauricio Ortega y fue apresado el domingo junto con un amigo. Ambos fueron conducidos a un cuartel policial para ser interrogados por orden del fiscal Luis González, según indicó Radio Cooperativa.

En el parte de carabineros consta que en la madrugada del sábado, vecinos de esa ciudad alertaron a las autoridades de que dos hombres atacaron brutalmente a una mujer y posteriormente se dieron a la fuga.

La mujer, identificada como Nabila Rifo, de 28 años y madre de cuatro hijos, también sufrió fractura de cráneo y perdió casi todos los dientes.

La mujer, identificada como Nabila Rifo, de 28 años y madre de cuatro niños de entre 8 y 14 años, fue trasladada inconsciente hasta el hospital regional de Coyhaique.

El mayor Carlos Rojas, de la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros, comentó que la mujer "presenta lesiones tan graves como la fractura de cráneo, hay pérdida de masa encefálica, de piezas dentales y lo peor de todo es que los globos oculares no están en su posición original".

El caso causó gran indignación en la comunidad de Coyhaique, a 1708 kilómetros al sur de Santiago de Chile, y motivó varias marchas por el centro de la ciudad y hasta en el recinto asistencial del lugar bajo la consigna "Ni una menos".

Pesar oficial

Además del impacto que generó el hecho en la ciudad, el tema también repercutió a nivel de las autoridades chilenas.

La ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, lamentó "profundamente este brutal acto de violencia en contra de Nabila Rifo", al tiempo que condenó "el ensañamiento con el que fue cometido".
"Nuevamente quiero reiterar que no hay nada que justifique este nivel de violencia y crueldad, ni los celos, ni el alcohol, ni las drogas, nada", sostuvo la ministra, quien remarcó que "esto sólo se sustenta en la cultura machista, que utiliza y reduce a las mujeres y las siente como si fueran de su propiedad".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído