Por las vacaciones y el frío, colmaron todos los shoppings

Miles de personas buscan refugio y diversión durante el receso invernal.

Neuquén.- Los shoppings de la ciudad se colmaron de clientes este fin de semana gracias al receso escolar y al frío. Shows infantiles gratuitos, películas animadas, juegos electrónicos, comida rápida y paseos de compras estuvieron entre las actividades preferidas de las familias.

Los pasillos de los centros comerciales se convirtieron en hormigueros humanos. Padres con sus niños de la mano, abuelos consintiendo a sus nietos y adolescentes rebeldes poblaron los locales.

El Paseo de la Patagonia concentró más visitantes que sus competidores. Lo ayudó la variedad de actividades para los chicos que ofrece. “Está así desde que comenzaron las vacaciones de invierno”, aseguró el encargado del bowling mientras le entregaba un juego de zapatos a una familia. En el salón, las 15 líneas estaban colmadas de bolas tumbando palitos.

600 personas

Son las que pasaron por día por el complejo de cines que hay en el hipermercado La Anónima.

Con una cartelera dedicada a los niños, las salas colmaron su capacidad, con picos de venta de entradas los miércoles, por ser más barato.

Todo el fin de semana fue un desfile intenso de espectadores.

El cine recibió un aluvión de espectadores, que colmaron sus salas el domingo. “Fue el día que más gente vino, pero desde una semana que tenemos las salas llenas”, reconoció uno de los supervisores. Baldes con pochoclos, caramelos y vasos gigantes de gaseosa endulzaban la espera para entrar a las salas.

En el salón de juegos electrónicos los niños corrían de un lado a otro mientras sus padres hacían cola para comprar más créditos para las maquinitas. Los niños optaban por los autitos chocadores, los peluches o móviles, en tanto que los adolescentes, por los videojuegos.

El Portal de la Patagonia también organizó actividades para entretener a los más chicos. En el patio de comidas, la Mujer Maravilla, Batman y el Capitán América ofrecían canciones infantiles que arrancaron aplausos y animaron a bailar. En Alto Comahue, un mago sorprendió a su público, que miraba boquiabierto cómo aparecían y desaparecían cosas de entre sus ropas.

La ciudad recibió un gran número de turistas que se sumaron a los vecinos al frenesí de consumo. “Vinieron muchos turistas, algunos que estaban de paso a la cordillera, otros que venía a Neuquén desde el interior”, precisaron desde Atención al Cliente de uno de los shoppings.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído