El clima en Neuquén

icon
Temp
85% Hum
La Mañana drogas

Por qué el precio de las drogas trepó entre un 240 y 300% en pandemia

El aislamiento, la prohibición de circulación y los fuertes controles dispararon los valores de las drogas en Neuquén. Las ganancias de este millonario negocios son siderales.

Entre la pandemia y la inflación muchos productos tuvieron fuertes incrementos, en el mercado clandestino las drogas treparon entre un 240 y 300 por ciento. Todo esto motivado por los densos controles en la circulación que provocó escasez. A esta situación le sacaron tajada los kioscos narcos mientras que los adictos pagan lo que sea para conseguir esa sustancia que los ayuda a escapar de sus propios fantasmas.

Ni bien arrancó la pandemia, LMNeuquén advirtió que con la prohibición de circulación y la fuerte presencia policial en las calles, las distintas actividades ilícitas iban a sufrir una fuerte caída durante un tiempo hasta que los delincuentes le encontraran la vuelta, como siempre pasa, para seguir adelante con sus movidas.

Te puede interesar...

En las primeras semanas de aislamiento, la Policía confirmó a este medio que la caída del delito rondaba entre 70 y 80 por ciento, mientras que desde el Ministerio Público Fiscal afirmaron que las denuncias se desplomaron un 80 por ciento.

El gran problema tras los primeros días después del decreto presidencial del 20 de marzo de 2020 era el problema de la abstinencia a las drogas que se visibilizó y muchos jóvenes cayeron a los hospitales y salitas de salud sumamente alterados.

En ese entonces, el kilo de marihuana, según cifras que maneja la Policía neuquina, se comercializaba a unos 35.000 pesos, mientras que la misma cantidad pero de cocaína estaba en 300 mil pesos.

Precio por las nubes

El escenario fue propicio para que los kiosquitos narcos fueran elevando el precio debido a que la demanda se mantenía, pero a ellos, los distribuidores no le podían reponer la droga debido a la fuerte presencia en las calles y rutas de las distintas fuerzas de seguridad tanto de la provincia como nacionales.

Como siempre pasa, lentamente comenzaron a readaptar el traslado y hubo casos en provincias como Buenos Aires donde hasta plotearon una camioneta como si fuera una ambulancia eludir los controles y seguir adelante con la distribución.

Los narcos llegaron a tentar a trabajadores esenciales y de otras actividades como los delivery que pasaron a cumplir una tarea vital en la distribución de medicamentos y alimentos. “Muchos agarraron viaje por los grandes montos que les pagaban”, sinceró una fuente.

Con el paso de los meses y el relajamiento de los controles, los distribuidores recobraron actividad, pero a muy alto riesgo, lo que colaboró a que los valores de las drogas ingresaran en una espiral de aumentos constantes.

“Hoy el kilo de marihuana se comercializa a 120 mil pesos y el de cocaína está en un 1.2 millones de pesos”, confió una fuente de una fuerza de seguridad a este medio.

Es decir, la pandemia hizo que el precio de la marihuana, a la fecha, haya tenido un incremento del 242 por ciento, mientras que la cocaína trepó un 300 por ciento.

Ganancias siderales

Desde los grandes golpes al narcotráfico que dieron en la provincia la Policía, Gendarmería y la Federal, todos encabezados por el juez federal Gustavo Villanueva, se comenzó a desnudar la millonaria trama que había detrás de este negocio.

El negocio funciona así: un distribuidor trae el kilo de marihuana o cocaína que luego se reparte en varios kiosquitos que no son ni más ni menos que microemprendimientos familiares. Hace rato los narcos se dieron cuenta que tener grandes cantidades los comprometía porque si los allanaban la perdida era mayor. Fue así que atomizaron el negocio y apostaron por una gran diversidad de kioscos que manejen pocas cantidades.

Además, este es un ardid para que no sea evidente, por más que lo sigue siendo, que los clientes se acumulen en la puerta de una casa.

Retomamos, una vez que se recibe la droga es estirada con distintas sustancias, la cocaína es la más trabajada porque le agregan bicarbonato, psicofármacos y hasta muelita. Con la droga fragmentada en pequeñas dosis de hasta un gramo comienza la venta en distintas modalidades.

Están los que van a la casa de vendedor y compran, los pasamanos en la calle, el delivery a domicilio y los que mandan un taxi para buscar un “paquete”.

En la actualidad, el gramo de marihuana está en 1.500 pesos y el de cocaína en 2.700. Pero como siempre pasa en la clandestinidad, todo depende de la cara del cliente.

Vendiendo a ese precio de base, al kilo inicial que comprar le sacan ganancias de hasta un mínimo de tres veces lo invertido inicialmente.

Reconversión

Durante la pandemia, varios delincuentes tuvieron que cambiar de rubro debido a la situación. Por ejemplo, hubo ladrones de casas que comenzaron a ingresar a oficinas que permanecían vacías y cerradas porque todo el trabajo pasó a realizar home office.

Así las cosas, pungas y mecheras, vieron muy complicada la situación ante la ausencia de gente en las calles y así se volcaron a la venta de drogas mediante algún contacto.

Hubo un caso muy llamativo que fue el de La Chana, una suerte de pepita la pistolera de Zapala. El mote se lo pusieron a partir de un incidente que tuvo al volante, de ahí nació el Chana en alusión a Chano, el cantante de Tan Biónica que en agosto de 2015 manejaba borracho una camioneta Dodge RAM y que tras perder el control chocó a ocho autos que estaban estacionados.

La conocida ladrona de 32 años, producto del aislamiento preventivo incursionó en la venta de drogas al menudeo con la ayuda de algunos amigos del ambiente que le tiraron una mano.

La Chana se confió, típico que los delincuentes, y la Policía vio movimientos poco comunes en su casa, lo que llamó la atención y comenzaron a realizarle tareas de vigilancia. Fue así que descubrieron que la Chana había cambiado de rubro.

Tras un mes de investigación, Antinarcóticos, allanó la vivienda y le secuestraron tres armas cargadas y listas para ser utilizadas, una pistola y un revólver calibre 32 y un pistolón 1270, además de una gran cantidad de municiones de distinto calibre. Se le encontró un ladrillo de marihuana de casi medio kilo y muchas dosis listas para vender. Junto a la droga, había balanzas digitales, elementos de corte y alrededor de 60 mil pesos producto de la venta de droga.

La Chana quedó a disposición de la Justicia Federal.

Cifras

$120 mil

Es el precio actual del kilo de marihuana. Antes de arrancar la pandemia su precio en la clandestinidad rondaba los 35 mil pesos.

$1.2 millones

Es lo que se paga por el kilo de cocaína al distribuidor. Antes del 20 de marzo de 2020, cuando comenzó el aislamiento, su valor rondaba los 300 mil pesos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

23.809523809524% Me interesa
4.7619047619048% Me gusta
19.047619047619% Me da igual
9.5238095238095% Me aburre
42.857142857143% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario