¿Por qué los hombres se orientan mejor?

Un estudio noruego afirma que la clave es la testosterona.

Trondheim, Noruega
Aunque muchas mujeres harían lo imposible por desmentirlo, la ciencia ha confirmado una vez más que los hombres tienen mejor orientación que ellas a la hora de llegar y recorrer un lugar desconocido.

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU), con sede en Trondheim, revela, además, que son las hormonas las que juegan un rol fundamental en esta diferencia.

"Que los hombres se orientan mejor que las mujeres no es noticia. Lo que con nuestra investigación hemos demostrado es que si las mujeres toman testosterona, tienen un mejor sentido de la dirección", sostuvo Carl Pintzka, investigador de doctorado y uno de los autores de la investigación.

Para llegar a esa conclusión, se llevaron a cabo dos estudios diferenciados.

El primero dispuso que 18 hombres y 18 mujeres resolvieran 45 tareas de orientación en 30 segundos cada una, en un gran laberinto tridimensional. El resultado fue que ellos resolvieron un 50% más de tareas que las mujeres.

Durante el ejercicio se utilizó además un escáner de resonancia magnética para comprobar si existían diferencias en la actividad cerebral de los participantes.

Las imágenes mostraron que tanto ellos como ellas usan grandes áreas del cerebro a la hora de orientarse, pero algunas son diferentes. Mientras los hombres usan más el hipocampo, las mujeres emplean en mayor medida las áreas frontales.

En la práctica esto se traduce, según el científico, en que los hombres utilizan direcciones cardinales cuando se orientan, y el resultado es más eficiente.

La famosa hormona
Pero el estudio fue más allá y decidió comprobar qué sucedía si a las mujeres se les suministraba testosterona. Para ello, fueron reclutadas 42 mujeres, la mitad de las cuales recibieron la hormona.

A la otra mitad le dieron un placebo.

Esto llevó a otro hallazgo: las que habían ingerido testosterona tuvieron resultados mejores "en lo que respecta al sentido de la dirección", señaló Pintzka, y además registraron actividad en otras áreas.

"Orientarse en un proceso complejo. Una dosis de testosterona no puede cambiar toda la experiencia de una vida, aunque sí puede tener algunos efectos en la cognición espacial", explicó el doctor, cuya tesis se refiere a "los efectos del sexo y las hormonas sexuales en el funcionamiento y estructura del cerebro".

Más allá de los efectos limitados, el estudio podría tener consecuencias en la investigación del alzhéimer, una enfermedad que afecta al doble de mujeres que de hombres y entre cuyos primeros síntomas aparece -precisamente- la pérdida de orientación.

El GPS
Ese aparatito que te salva

Cada vez es más difícil perderse. Con el GPS, basta con ingresar el nombre de una calle para que el dispositivo nos diga cómo llegar y la manera más fácil y rápida de hacerlo. Sin embargo, es bueno chequear antes la información, ya que muchas veces estos sistemas no tienen los datos actualizados y pueden terminar empeorando la situación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído