Por qué no hay que darles carne cruda

Los parásitos y las bacterias pueden traer graves enfermedades en la salud del perro y del gato.

Una investigación de la Universidad de Utrecht, de los Países Bajos, aseguró que darles de comer carne cruda a perros y gatos puede ser muy peligroso para su salud. Incluso, los especialistas no encontraron ningún beneficio de esta tendencia que se inició hace ya varios años y continúa creciendo.

La carne cruda contiene parásitos y bacterias que pueden perjudicar o alterar negativamente el organismo de la mascota. La conclusión del estudio fue alcanzada luego de analizar 35 productos congelados de siete marcas distintas. Los niveles de salmonella, listeria y escherichia coli que encontraron fueron alarmantes, y afirmaron que pueden provocar infecciones severas, así como traerles distintos tipos de parásitos. Además, estos alimentos dan origen a alergias y otros problemas de piel.

Te puede interesar...

Dueño peligroso: Estas enfermedades se transmiten por contaminación cruzada o por contacto.

El 23% de los productos analizados contenía un tipo de E. coli que puede provocar insuficiencia renal en humanos, mientras que el 80% de las muestras contenían otro tipo de bacterias resistente a los antibióticos. “Está claro que los productos comerciales ACBA (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados) pueden estar contaminados con una variedad de bacterias zoonóticas y patógenos parasitarios”, comentó el investigador principal Paul Overgaauw.

La carne cruda puede causar en los animales, principalmente en los más jóvenes, problemas dentales y en los intestinos debido a la deficiencia de nutrientes. En este sentido, las enfermedades que los afectan se pueden transmitir luego a los seres humanos, ya sea por contaminación cruzada durante la preparación de los alimentos o simplemente por estar en contacto cercano con el animal. “Las infecciones con estas bacterias son difíciles de tratar y tienen un potencial peligroso, contribuyendo a que se esparzan”, agregó Overgaauw.

Alimentación adecuada. Por sergio Gómez (veterinario)

Una buena alimentación es aquella que aporta los nutrientes adecuados para cada etapa de la vida del animal. De cachorros necesitan más calcio y fósforo porque sus huesos están en crecimiento. Una vez que alcanzan la edad adulta, que puede ser entre el año y los dos años y medio según el tamaño del animal, los requerimientos se equilibran. Por su parte, los animales mayores a los ocho años precisan más cantidad de proteína y menor contenido de sal en sus comidas.

Lo más sencillo y recomendable es el alimento balanceado de buena calidad. Este viene formulado según las necesidades de cada etapa de vida y acorde a su tamaño. Existe la posibilidad de ofrecer una dieta casera, lo cual no es sencillo pero tampoco imposible. Te recomiendo que consultes con un veterinario nutricionista que te indicará la composición de la dieta más adecuada para tu mascota

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído