El clima en Neuquén

icon
Temp
86% Hum

Preguntas sin respuestas

La matanza de Zainuco se produjo exactamente una semana después de la fuga de presos de la cárcel U9.

La semana pasada comenté en esta misma columna las derivaciones políticas y sociales que había tenido la sangrienta fuga de la U9, en 1916, cuando Neuquén había comenzado a dar sus primeros pasos como la capital del territorio.

Fue sin dudas la masacre de Zainuco la que provocó el escándalo y la fuerte polémica tanto en los círculos de poder como en la opinión pública, aunque nunca se pudo establecer con certezas por qué fusilaron a los 8 presos que fueron cercados en aquel desolado paraje del centro de la provincia.

Te puede interesar...

Se sabe que un grupo de 17 reclusos decidió escapar hacia la cordillera por este lugar y que solo tres decidieron hacerlo a través del sur.

Las crónicas de la época recuerdan que en la mañana del 30 de mayo de aquel año una patrulla policial sorprendió a la mayoría de los reos mientras descansaban en un rancho abandonado.

Después de un intenso tiroteo que terminó con la vida del cabecilla, los 16 presos restantes se rindieron. Ocho fueron enviados nuevamente a Neuquén, pero los otros ocho fueron fusilados. ¿Por qué mataron solo a estos?

Los historiadores nunca pudieron llegar a la verdad. Algunos sospechan que los fusilados eran los presos más peligrosos. Sin embargo, entre las víctimas figura un joven de 17 años que había sido encarcelado por robar una mula. Otros creen que la matanza se produjo cuando se decidió ejecutar solo a los que estaban heridos y casi sin posibilidades de moverse por sus propios medios. Un acto de extrema crueldad.

Más allá de las hipótesis, la masacre de Zainuco fue un punto de inflexión en la historia neuquina, que todavía sigue despertando debates y buscando indicios para que se sepa toda la verdad.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

41.666666666667% Me interesa
0% Me gusta
16.666666666667% Me da igual
41.666666666667% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario