Prisión preventiva: ¿mano dura o búsqueda de justicia?

La posible sanción de una ley ya instaló la polémica en la provincia.

Francisco Carnese

carnesef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- El avance en la Legislatura del proyecto de ley que modifica las condiciones por las cuales a un imputado de un delito grave se le puede dictar la prisión preventiva, forma parte de una polémica que divide aguas en la Justicia neuquina. La discusión gira en torno a si el cambio en el actual Código Procesal Penal de la provincia implica, como sostienen sus defensores, el otorgamiento al juez de más herramientas a la hora de decidir la aplicación de esta medida o si, como explican sus críticos, representa una pérdida de derechos.

Lo que la Cámara podría sancionar esta semana es la modificación del artículo 114 del Código, cuya nueva redacción establece que se podrá aplicar la prisión preventiva de un determinado imputado cuando este revista peligro de fuga, pueda entorpecer la investigación o ponga en riesgo la integridad de la víctima o de su familia.

114 es el artículo que se propone modificar del Código Procesal Penal de la provincia.

Uno de los principales promotores del endurecimiento de la prisión preventiva es el fiscal general de la provincia, José Gerez. “Hay pocos hechos graves, pero son los de más trascendencia y repercusión social. Para estas causas, unas 200 por año (0,4% del total), que se relacionan con alguien que mata, viola o roba desplegando violencia inusitada, es que se pide la prisión preventiva”, explicó. “Este es el universo y lo digo porque pareciera que todo el que está en contra nos quiere vender que es para todas y todos. Es acotado, no se sale a perseguir a nadie, es para hechos graves y gente peligrosa sobre la que hay prueba suficiente para una condena”, agregó Gerez.

“El derecho penal tiene que servir a los fines de la sociedad. Lo vemos como la realización de una necesidad que veníamos planteando desde 2014”.José Gerez. Fiscal general de la Provincia

“La reforma es inoportuna, no tiene consenso y es innecesaria. No veo a ningún diputado convencido realmente sobre que la modificación que sancionan aportará algo nuevo”. Richard Trincheri. Asociación de Magistrados de Neuquén

Del otro lado del mostrador, Richard Trincheri, presidente de la Asociación de Magistrados, indicó que “esa persona (por el acusado) debe ser sometida a algo que se denomina juicio y que tal etapa llegará y pronto porque este Código fija plazos fatales. Y entonces lo que antes insumía entre tres y cuatro años hoy se logra en un año y a veces en menos”. Gerez, por su parte, también destacó el acortamiento de los plazos procesales como un aspecto positivo del actual Código pero que sirve, según su interpretación, para sumar un elemento más a favor de la reforma.

“Es una reforma que no cambia nada y que no resuelve la cuestión del delito, que es lo que supuestamente se busca”. Guillermo Carnaghi. Diputado del FpV

“No estamos atándoles las manos a los jueces, sino ayudándolos a fijar algunas pautas para orientarlos”. Mario Pilatti. Diputado del MPN

Víctima y fuga

“Si la victima (o sus familiares) es amenazada y ello afecta los fines del proceso porque no declarará por temor lo que sabe en el juicio sobre el caso, hoy -sin reforma, con el Código tal cual está- ningún juez deja libre a nadie previo al juicio y ello es sabido por todos los que litigan diariamente en las audiencias. Lo mismo si hay una presunción fundada que la persona se fugará y evitará el juicio. No hay que engañar a la ciudadanía. Hay que contar las cosas como son”, apuntó Trincheri.

Gerez, por el contrario, sostuvo que el Código actual en este aspecto es “muy laxo” y que no “contiene parámetros orientativos”. Indicó que se “depende de la postura o la ideología de un magistrado y eso no es bueno, porque puede haber tantos parámetros como posturas según el juez”.

Otro punto de discordia respecto de esta reforma es que se está frente a un Código Procesal Penal relativamente nuevo (tiene dos años de aplicación). Para Trincheri, el cambio que se pretende introducir “es innecesario, porque hoy los jueces hacen un profundo análisis de cada situación y aplican el instituto de la prisión preventiva ante el pedido de los acusadores, previo al juicio en la gran mayoría de los casos, y sin que exista la parte que ahora se agrega”. Gerez no piensa lo mismo: “Actualizar el Código lo va a poner a la vanguardia”. Para el fiscal general, “la prisión preventiva tiene que modificarse para que no le sea tan fácil a un acusado de un delito grave evitar la detención”, y aseguró: “Lo primero que hace una persona en libertad si está acusada es entorpecer la investigación. Tenemos casos de que cuando una víctima no es fuerte en un juicio, el caso se pierde”.

Familiares de las víctimas vs. Zainuco

María Paz Jadra integra la Asociación de Lucha Contra la Impunidad (ALCI). Su padre, Daniel, era repartidor de pan y en febrero de 2009 fue asesinado por dos ladrones cuando realizaba una entrega de mercadería. “La modificación del artículo que pone las condiciones para dictar la prisión preventiva significa un gran avance en lo que respecta a los derechos de las víctimas y a la seguridad y justicia que necesita nuestra sociedad”, afirmó Jadra. Por su parte, desde Zainuco, su abogado Federico Egea sostuvo que la reforma planteada “es una derechización del derecho penal”, que no existen elementos normativos que la ameriten y que es “regresiva” en cuanto a que se generarán menos derechos de los que hoy existen.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído