Pueblada mapuche por un presunto abuso en Senillosa

Atacaron una comisaría. Hay 5 policías heridos y 2 patrulleros rotos.

Senillosa.- Los cinco policías de la guardia de la Comisaría 11ª resultaron heridos y hubo dos patrulleros rotos, tras el ataque de unas 30 personas de la comunidad mapuche Ragiñ Ko. Con ladrillos, piedras y bidones de nafta, intentaron linchar a un joven de 18 años acusado de haber violado a una joven de 16, integrante de la comunidad.

La pueblada arrancó después del mediodía, cuando los hermanos de la menor lograron identificar al presunto atacante de la joven de 16 años. Hasta la vivienda de Formosa al 300 llegó un patrullero para resguardar a un joven de 18 años al que unas 30 personas querían linchar y prenderle fuego la casa.
En el lugar, mientras sacaban al joven, los miembros de la comunidad Ragiñ Ko se enfrentaron con dos policías, a los que golpearon. También le destruyeron los vidrios al patrullero.

Al lugar también tuvo que asistir una ambulancia del hospital de Senillosa, porque la abuela del acusado tuvo una descompensación.

Desde allí, los hermanos de la menor, junto con otros familiares, se dirigieron a la Comisaría 11ª, donde se volvieron a enfrentar con otros dos policías que estaban en la guardia. Y llegó un tercero que prestaba servicio en el hospital.

Con piedras, palos y ladrillos, quisieron copar la sede policial para liberar al joven y hacer justicia por mano propia.

Mientras los uniformados resistían el ataque, el patrullero trasladó al acusado a Plottier en un primer momento y después, a la Comisaría 12ª de Valentina Norte.

Temiendo un nuevo ataque, desde la jefatura se dispuso reforzar la zona con personal de la Metropolitana y de la Comisaría 7ª de Plottier.

El abuso

El sábado a la noche, una adolescente de la comunidad Ragiñ Ko asistió a una fiesta de 15 en el CEF 12. A las 6 regresó sola a su casa y allí fue atacada por un joven, que vive a unos 500 metros, quien la sometió sexualmente, según la denuncia de la madre de la menor.

La madre llevó a su hija al hospital local y luego fue trasladada al hospital Castro Rendón, donde fue examinada, y al cierre de esta edición se le realizaban distintas pericias.

Esperan el informe médico

Al cierre de esta edición, la adolescente de la comunidad Ragiñ Ko era sometida a pericias para determinar si tiene lesiones compatibles con un ataque sexual. Según el informe de los médicos forenses, hoy se resolverá la situación judicial del joven de 18 años acusado del abuso de la menor.
En caso de comprobarse el ataque, hoy podrán formularle cargos en su contra.

Al ser interrogado por la Policía, cerca del mediodía tras la denuncia de la madre de la joven, el acusado reconoció haber estado en el cumpleaños de 15 celebrado en el CEF 12.
También le comentó a los policías que acompañó a la chica a su casa, pero negó haberla atacado sexualmente.

Esta versión se contradice con la de la víctima, quien le contó a su familia que fue atacada en el bosquecito, camino a su casa, al sur de la Ruta 22.

La adolescente relató que el atacante estaba escondido y la sorprendió. También aportó datos para que sus hermanos pudieran identificar al agresor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído