Qué le falta a Vaca Muerta: la visión de dos especialistas

Dos participantes de la OTC de Houston advirtieron respecto de la necesidad de reglas de juego claras a nivel nacional. También de la importancia de que, a nivel gerencial, se pierda el miedo al riesgo.

La 50ª edición de la Offshore Technology Conference (OTC), que se realiza en Houston y que es una de las ferias de la industria petrolera más importantes del mundo, deja dos señales claras de las cuales Vaca Muerta tiene que tomar nota para conseguir el gran despegue que se aguarda de esta formación en el mundo energético.

Estas impresiones fueron recogidas por +e de dos especialistas consultados en Houston. Se trata del director ejecutivo de IHS Markit para Norteamérica, Raoul LeBlanc, y de Raúl Elías Hanna, de Wood Group, una de las grandes empresas de tecnología de servicios de operaciones y mantenimiento.

“Todos sabemos que Vaca Muerta va a ser el único desarrollo no convencional fuera de Norteamérica que va a funcionar, pero necesita inversiones en infraestructura, transparencia y cooperación entre las empresas que operan en la cuenca”, dijo LeBlanc.

No obstante, el ejecutivo remarcó el papel que juegan las empresas pequeñas que se arriesgaron a invertir en Vaca Muerta con la idea de multiplicar varias veces sus utilidades en la medida que los resultados sigan apareciendo.

En ese sentido, LeBlanc destacó el trabajo de Vista Oil & Gas “porque es una empresa que asumió un riesgo con poco capital y se transformó en una compañía que es útil al sistema e intenta cosas que benefician a todos”. Sin embargo, el especialista no se olvidó de YPF, “por ser la pionera y la que marcó el camino para que otras grandes se sumen.

p04 MAS E que le falta a VacaMuerta.jpg

Por su lado, Hanna advirtió: “Se necesita un cambio de mentalidad en el petrolero argentino. Necesita abrirse a la innovación y entender todas las tecnologías que se están usando y hay que aplicarlas”.

El ejecutivo consideró además que el sentimiento que existe a nivel gerencial en empresas del país que son manejadas por argentinos es miedo. “No se debe tener miedo al cambio porque quien tiene miedo es el que va a perder en esta competencia, en este nuevo mundo tecnológico”, agregó.

Al ser consultado sobre si el miedo al cambio era una cuestión individual o corporativa, Hanna dijo que el problema es en todos los niveles.

“Las compañías operadas por argentinos se resisten al cambio”, insistió.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario