Récord en salud: 40.000 intervenciones que salvan vidas

Es la cifra de procedimientos que se realizaron desde la creación del Servicio de Hemodinamia de Leben Salud.

Por Silvana Salinas - Especial

40.000 intervenciones. 40.000 que no son solo casos, sino que son 40.000 personas de Río Negro y Neuquén que fueron diagnosticadas y tratadas. ¿Dónde? En el Servicio de Hemodinamia de Leben Salud. Esta semana se llegó a esta asombrosa cifra que marca no solo el notable crecimiento, sino la evolución y desarrollo de uno de los principales servicios médicos de la institución que se convirtió en un centro de referencia en la Patagonia.

Te puede interesar...

Y el “récord” alcanzado es resultado de la labor llevada a cabo en los últimos 30 años. El servicio de Hemodinamia se abrió en 1989 y en ese entonces se realizaban menos de 100 estudios por año. El ritmo se fue incrementando, junto con el avance tecnológico y de especialización médica, y el número se multiplicó y se multiplicó: tal es así que en la actualidad se realizan alrededor de 2.000 procedimientos, solo en Cipolletti.

"Llegamos a las 40.000 intervenciones y para nosotros sigue siendo un desafío grande. Son 40.000 personas de toda la región que hemos tratado para mejorar su calidad de vida", explicó el cardiólogo intervencionista, José Pereyra.

"Hacemos intervenciones mínimamente invasivas, usamos la técnica de cateterismo para diagnosticar enfermedades coronarias, cerebrales, atendemos casos de pacientes que se dializan, entre otros”, agregó Pereyra, quien integra el equipo junto a los especialistas Pedro Urdiales, Juan Manuel Martínez y el residente Sergio Pérez. A los cuales se suman también, en el área de intervencionismo de embolizaciones, el especialista en diagnóstico por imágenes Alejandro De la Vega, y en el área neurológica, Mauricio Rousell.

Hemodinamia y Cardiología Intervencionista

El objetivo de la Hemodinámica y la Cardiología Intervencionista es el tratamiento de las enfermedades cardíacas de forma percutánea, es decir de la manera menos invasiva posible.

La Hemodinamia es una subespecialidad de la Cardiología que se encarga del estudio funcional del corazón mediante la introducción de finos catéteres por las arterias de la ingle (femoral) o del antebrazo (radial).

“En un primer momento, cuando se empieza a hacer la hemodinamia en el mundo, alrededor de la década del 90, se canalizaba la arteria humeral en el pliegue del brazo, se hacía una minicirugía y ese procedimiento se hacía solo para diagnóstico. Años después la tecnología fue avanzando y se inventaron unos balones especiales para tratar en forma terapéutica y desobstruir las arterias”, detalló Pereyra.

Las intervenciones fueron cambiando y hoy se apunta a que sean lo menos agresivas posibles por lo cual en la actualidad, en el 90% de los casos, el cateterismo se hace por vía radial.

Se trata de procedimientos breves, que requieren solo sedación e internación ambulatoria y aseguran la rápida recuperación del paciente.

leben-4000-operaciones.jpg

La enfermedad “número 1”

Las arterias coronarias se pueden estrechar o bloquear por una acumulación progresiva de grasa (colesterol) dentro de las paredes arteriales, lo que provoca una reducción del flujo de sangre al músculo cardíaco. Esta acumulación de grasa se denomina "placa aterosclerótica".

Y hoy por hoy es la primera causa que requiere todos los esfuerzos en los servicios de hemodinamia.

Se presentan, con mayor frecuencia, cuando existen factores de riesgo como: edad avanzada, tabaquismo, diabetes, presión alta, colesterol en la sangre, obesidad, sedentarismo, estrés.

Si la placa reduce el flujo sólo levemente, puede que no se presenten síntomas evidentes en reposo, pero a medida que aumentan la actividad o el estrés, pueden aparecer síntomas tales como: dolor en el pecho (opresión), que se transmite a la mandíbula o brazo izquierdo; sudoración, náuseas o vómito. Si estos síntomas son muy intensos y duran más de 30 minutos, pueden evidenciar una obstrucción completa de la arteria coronaria, lo cual requiere atención inmediata, alertan los expertos.

“Cuando uno se hace los controles adecuados se puede prevenir sobre estos factores de riesgo. Pero la realidad es que falta educación y más promoción de la salud y eso hace que esto derive, en la mayoría de los casos, en un evento coronario”, mencionó el cardiólogo intervencionista.

Alerta: cocaína

Sin embargo, también el médico alertó que se está observando un considerable número de casos en jóvenes, que preocupa: el consumo de cocaína y los dramáticos efectos que causa.

“Se ha incrementado en la población joven el tema de las drogas, la cocaína es un factor de riesgo importante entre las drogas que daña, diseca y favorece los infartos, no solo en las arterias coronarias sino también puede ocasionar disecciones en la aorta o en las carótidas. Y hoy vemos gente muy joven y muy enferma”, finalizó Pereyra, y advirtió que el riesgo “no tiene relación con la cantidad que se consume, ni tampoco con el tiempo de consumo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído