Redes, un mal necesario

Son un arma de doble filo: pueden arruinar vidas y también ayudar a evitar nuevos delitos.

Las redes sociales son nuestro mal necesario de época. En ellas transcurre una suerte de universo paralelo que puede afectar la vida real.

Especialistas que dialogaron con LMN las califican como “la nueva Inquisición”, donde se puede escrachar desde el más terrible anonimato y arruinar la vida de las personas e incluso familias enteras. Allí pululan las falsas denuncias que ya han llegado a la Justicia y hasta se ha puesto freno a quienes atacaban por estas vías virtuales.

Te puede interesar...

Pero, en contraposición, las redes ayudan a sacar a la luz aquello que está oculto, una de las principales premisas del periodismo de investigación.

Es así que los comerciantes y vecinos dan a conocer los robos que sufren y que no trascienden porque la Policía se empecina en creer que su difusión influiría en la sensación de inseguridad, obviando que tener ciudadanos informados podría ayudar a evitar muchos delitos.

En estas plataformas también conviven el escrache y la solidaridad para evitar que más personas caigan en las trampas de algunos estafadores de carne y hueso.

Fue así como un acto de solidaridad de una joven que divulgó el dato de un hombre que quería viajar hasta Chos Malal para enterrar a su hija de dos años recién fallecida se transformó ,de un momento a otro, en una alerta para no caer en las redes de un estafador.

Es así que trascendió por las redes que el hombre había dejado un tendal de víctimas con ese cuento del tío, de muy mal gusto, en el que incluso supieron caer jueces y funcionarios provinciales.

En definitiva, son un arma de doble filo que debemos aprender a utilizar aún hoy.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído