El clima en Neuquén

icon
28° Temp
16% Hum
La Mañana psiquiatras

Renunciaron 11 psiquiatras en los hospitales este año

La demanda se disparó por la pandemia, sobre todo las consultas de adolescentes. Faltan recursos para asistir a los pacientes y muchos migran al sector privado.

En lo que va del año, renunciaron 11 psiquiatras en los hospitales de la provincia. A través de un comunicado, los profesionales advirtieron que el recurso humano en el sistema público es escaso frente a una demanda que se disparó por la pandemia, sobre todo entre los adolescentes. Apuntaron a la falta de recursos y al vademécun desactualizado como factores que agravan el "desgaste" y provocan una migración de especialistas hacia el sector privado.

Esta semana, los psiquiatras de diez hospitales públicos de Neuquén emitieron un comunicado en el que alertaron sobre las carencias de los servicios de salud mental y reclamaron "mejores condiciones laborales" para asegurar la atención de la población.

Te puede interesar...

En el escrito, denunciaron que los profesionales de salud mental "son un recurso escaso en el sistema público y la carga laboral ha provocado la renuncia de 11 psiquiatras en lo que va del año 2021". Agregaron que, para colmo, esas bajas se dieron frente a una "demanda creciente" de pacientes que requieren tratamiento o van a la guardia por una urgencia "como producto de la pandemia y la profundización de las desigualdades que esta ocasionó".

Señalaron que los equipos de salud mental de toda la provincia "se han visto disminuidos por las renuncias de psiquiatras que eligen trasladar su práctica al sector privado", al punto quedaron sin especialistaslas localidades de la zona sanitaria V : Rincón de los Sauces, Añelo, Piedra del Águila, Picun Leufú, El Chocón, Cutral Co y Plaza Huincul.

p04-f02-atencion-equipo-salud-mental.jpg

"Toda esta población no cuenta con psiquiatras que presten atención de manera regular para llevar adelante los tratamientos que ya están en curso y tampoco las urgencias pueden tener respuestas, siendo una zona de importante conflictividad psicosocial", remarcaron.

Informaron que el hueco se cubrió con el préstamo de profesionales de los hospitales Castro Rendón, Heller, Bouquet Roldán, Plottier y Centenario. En consecuencia, indicaron, "la mayoría de los hospitales tienen interrumpidas las admisiones, muchos tratamientos se han interrumpido o se reduce a la reproducción de una receta, incurriendo en una práctica indeseable".

Advirtieron que otro problema "recurrente" que se agravó con la pandemia es "la falta sistemática de psicofármacos, generando interrupciones de los tratamientos con un costo psicosocial altísimo". Añadieron que a eso se suma que, "desde hace muchos años no hay actualización del vademécum psicofarmacológico provincial y esto se traduce en la práctica clínica en cuadros graves que no mejoran o empeoran por los importantes efectos secundarios".

"Cuando se quiere indicar un psicofármaco que según la evidencia científica está indicado, esto se ve impedido, en primera instancia por la exigencia de un extenso proceso de excepcionalidad para solicitar medicación alternativa", subrayaron.

Comunicado Psiquiatras Provincia de Neuquén.pdf

No tienen fármacos para los pacientes en tratamiento

El jefe del servicio de Salud Mental del hospital Heller, Juan José Sáez, confirmó en declaraciones radiales que la escasez de psiquiatras alcanzó un punto crítico y cuestionó la discontinuidad en la provisión de fármacos, que impide que los pacientes completen su tratamiento.

"Tenemos una carencia de psiquiatras que en toda la provincia están migrando a la parte privada, están renunciando tanto en el interior como en la ciudad de Neuquén y Plottier", recalcó y dijo que eso se agrava porque, "después de estar encerrados un año y medio con la pandemia, ahora se reactiva todo y empiezan a aparecer un montón de problemas de salud mental que abarrotan los centros de salud y hospitales".

Recordó que, antes de la pandemia, "estábamos como al límite" y hoy, con una mayor demanda y menos profesionales "directamente no podés darle atención a todos los que ingresan y empezás a tener lista de espera o no podés cubrir todas las guardias".

Destacó que otro inconveniente es "que tenemos que recetar los medicamentos, empezás un tratamiento y, por ahí, a los tres meses, la provincia no tiene fármacos y todos esos pacientes comienzan a discontinuar su tratamiento, que implica recaídas en sintomatología e internaciones o tener que darle la receta al paciente para que la compre, que algunos pueden y otros no".

La niebla mental pos-COVID puede durar siete meses

Sobre el vademécum, comentó que no se actualiza "desde hace 12 años y para mí quedó obsoleto". Observó que, en esta etapa pospandemia, "trabajamos con otra población, vemos mucho infantojuvenil y cada vez recibimos más adolescentes con problemática de salud mental y los psicofármacos que se están utilizando con esta población no son los que dispone la provincia, se está migrando hacia otros psicofármacos que tienen probada acción pero no los tenemos disponibles".

Criticó también la falta de consultorios de salud mental y espacios físicos para armar grupos o trabajar con equipos interdisciplinarios "y todo eso te desgasta como profesional porque, encima, no tenés los salarios más elevados".

Insistió en que se necesita invertir en salud mental para atender la creciente demanda creciente y hay que "tentar a los psiquiatras para que no se vayan del sistema, flexibilizando la retención de matrículas o el horario de guardias o lo que sea, hasta que logremos tener gente que se quiera quedar".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario