Rousseff, a punto de ser separada de la presidencia

Lo definirá hoy el Senado. Será por 180 días, mientras dure el juicio político.

Brasilia.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, está a horas de que su destino al frente del país sea definido en el Senado. El Plenario de la Cámara Alta decidirá en votación hoy si abre o no un juicio político contra la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT), quien en 2011 se convirtió en la primera mujer en asumir la presidencia de Brasil.

Ayer, la presidenta hizo un último intento para evitar su separación.
Su enjuiciamiento, basado en la sospecha de que violó la Ley de Responsabilidad Fiscal al maquillar resultados contables y abrir líneas de crédito extraordinarias sin el aval del Congreso, fue aprobado por amplia mayoría en la Cámara de Diputados el 17 abril, antes de pasar a análisis del Senado.
Fueron 367 votos a favor del impeachment y 137 en contra, en un total de 513 legisladores.
En el Senado, la apertura del juicio fue aprobada en primera instancia por una comisión especial, con los votos favorables de 15 senadores, contra cinco que se manifestaron contrarios a la acción.
Todo indica que el plenario ratificará la suspensión de la política de 68 años. Para ello, se necesita una mayoría simple de 41 votos en un total de 81 senadores.

Según sondeos de prensa, al menos 50 senadores ya manifestaron su decisión de votar a favor del juicio. Si esto se ratifica, Rousseff será separada del cargo por un plazo máximo de 180 días. En ese periodo asumirá la presidencia en forma interina el vice, Michel Temer.

La ex guerrillera, quien fue presa política y brutalmente torturada durante la dictadura militar brasileña (1964-1985), llega al melancólico día clave de su mandato frágil y en total soledad.

Según reportaron ayer medios locales, su mentor político, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se rehusó el lunes a intermediar en su favor en el marco de un último intento del Gobierno de al menos aplazar el triste final.

Fue a primera hora del lunes cuando el presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, quien ocupa el cargo del suspendido Eduardo Cunha, sorprendió a Brasil y al mundo anulando la sesión de diputados en la que se aprobó el juicio político.

Una reunión que Maranhao tuvo con el abogado general del Gobierno, José Eduardo Cardozo, dio pie a que analistas adujeran que la decisión de Maranhao había sido orquestada en acuerdo con el Gobierno.

Un último intento para frenar todo

El gobierno de la presidenta brasileña Dilma Rousseff interpuso ayer un recurso ante la Corte Suprema para frenar el avance del proceso de apertura de un juicio político contra la mandataria que tramita en el Senado.

El recurso fue presentado por el abogado general de la República, José Eduardo Cardozo, en la víspera de que el Senado vote por la apertura del juicio político contra la presidenta, en una sesión prevista para hoy.

Se aguarda la decisión final de la Corte Suprema para esta mañana antes de las 9.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído