El clima en Neuquén

icon
27° Temp
5% Hum
La Mañana Rusia

Rusia dice que las conversaciones con la OTAN son infructuosas

Las tensiones entre Rusia y Ucrania se intensifican cada vez más mientras aumenta el temor a una escalada militar en la zona.

Rusia calificó de "infructuosas" las conversaciones sobre seguridad mantenidas esta semana con Estados Unidos y la OTAN, afirmando que siguen existiendo desacuerdos en cuestiones fundamentales.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el jueves que las dos rondas de conversaciones celebradas hasta ahora en Ginebra y Bruselas habían producido algunos "matices positivos", pero que Moscú esperaba resultados concretos.

Te puede interesar...

Las conversaciones, que se trasladaron a Viena el jueves para una reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), se centran en las exigencias de seguridad de Rusia a Occidente y su acumulación de tropas cerca de Ucrania.

Los despliegues militares asustaron a Kiev y a sus aliados, provocando peticiones de retirada de las fuerzas y pidiendo aplicar severas sanciones a Rusia en caso de que lance una ofensiva.

Moscú afirmó que no tiene planes de invadir Ucrania, que ya está luchando contra los separatistas apoyados por Rusia en su este y vio la península de Crimea anexionada por las fuerzas rusas en 2014.

Los funcionarios rusos se defendieron de las acusaciones y afirmaron que pueden desplegar fuerzas en su territorio como quieran y han culpado a la OTAN de desestabilizar la región.

rusia-guerra-polonia-.jpg

La lista de demandas de seguridad del Kremlin a Occidente incluye promesas jurídicamente vinculantes de que la OTAN nunca permitirá que la antigua república soviética Ucrania se convierta en miembro y que la organización retirará las tropas de los antiguos estados comunistas de Europa central y oriental que se unieron a la alianza después de la Guerra Fría.

EE.UU. califica las peticiones de "inútiles", pero junto con la OTAN dice estar dispuesto a mantener conversaciones con Rusia sobre el control de armas, el despliegue de misiles y las medidas de fomento de la confianza.

En la reunión de la OSCE, el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia advirtió este jueves que Europa está más cerca de la guerra de lo que ha estado en 30 años debido a las tensiones actuales.

Dirigiéndose a los enviados de los 57 miembros de la OSCE, Zbigniew Rau no nombró a Rusia, pero mencionó las tensiones en Ucrania, Georgia, Armenia y Moldavia, todos ellos países con conflictos activos o congelados que implican a Rusia.

"Parece que el riesgo de guerra en el área de la OSCE es ahora mayor que nunca antes en los últimos 30 años", dijo Rau en un discurso en el que expuso las prioridades de su país, que este año ocupa la presidencia rotatoria de la organización. "Desde hace varias semanas, nos enfrentamos a la perspectiva de una gran escalada militar en Europa del Este", dijo.

Polonia es uno de los miembros de la OTAN más beligerantes frente a lo que considera las ambiciones revisionistas de Rusia en Europa del Este.

"Debemos centrarnos en una resolución pacífica del conflicto en Ucrania y su entorno", dijo Rau, pidiendo "el pleno respeto de la soberanía, la integridad territorial y la unidad de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas".

En respuesta, el enviado de Rusia a la OSCE dijo que Moscú tomaría medidas para defender su seguridad nacional si fuera necesario.

"Si no escuchamos una respuesta constructiva a nuestras propuestas en un plazo razonable y continúa el comportamiento agresivo hacia [Rusia], tendremos que tomar las medidas necesarias para garantizar el equilibrio estratégico y eliminar las amenazas inaceptables para nuestra seguridad nacional", dijo Alexander Lukashevich.

Estados Unidos tampoco tiene muchas esperanzas en la última ronda de conversaciones; Washington ha dicho que no espera un avance en la reunión del jueves.

Lo más leído