Sale un colchón que analiza y califica la actividad sexual

Se combina con una pulsera que usa el usuario y una aplicación.

Para quienes se sientan inseguros o inseguras sobre su rendimiento sexual y deseen comprobar estadísticamente su desempeño, o para los que fanfarronean con su nivel en la cama y quieran mostrar en papeles lo que dicen en palabras, el colchón inteligente SmartP!K les va a ser de enorme utilidad, porque mide y califica la actividad sexual del usuario.

Es un colchón fabricado por la empresa española Geeksme e integrada por la marca Pikolin en su gama de colchones, que, en principio, apunta al mercado turístico-hotelero. Su tecnología permite analizar y mejorar la calidad del descanso y también del “no descanso”.

Te puede interesar...

La combinación se compone del colchón, una pulsera y una app, y al descargarla -lleva el nombre de SmartP!K y está disponible para iOS y para Android-, el colchón se sincroniza con la pulsera para comenzar a proyectar la información.

p20-f01a-rendimiento-sexual-colcon.jpg

Tiene cuatro funciones diferentes. Pero el “modo amor”, que es opcional, es el más llamativo, analizando el consumo calórico y el ritmo cardíaco durante el acto sexual. Del mismo modo en que se activa una pulsera en el momento de ir al gym o a correr para controlar el pulso y actividad del corazón, este colchón invita al usuario a lo mismo cuando hace el amor. Y además de analizar la actividad la califica aunque no con un resultado numérico, sino con un animal cuyas características -metafóricamente hablando- puedan representar la actuación de la persona en la cama. Es decir, el acto se califica con un tiburón, el más fogoso, un tucán o un flamenco, por ejemplos. Hay 12 en total.

p20-f01b-rendimiento-sexual-colcon.jpg

“Es opcional y se ejecuta de una forma privada. Mide la actividad sexual y obtiene datos como para que la persona se conozca mejor, con info sobre cuánto dura el acto sexual, calorías y grasas quemadas, intensidad, ritmo cardíaco y hasta temperatura de la habitación. Todo eso está disponible en la app luego de sincronizar la pulsera con el smartphone o tablet”, cuentan desde Pikolin.

También hay otras funciones, como el “modo actividad”, que muestra la actividad física del usuario fuera del colchón; el “modo sueño”, que monitorea las diferentes etapas del descanso; y el “modo coach”, que proporciona al usuario retos y consejos para un mejor descanso basados en su estilo de vida.

p20-f01d-pepper-robot.jpg

--> Con Pepper no hay movimiento

El humanoide japonés es uno de los mejores acompañantes dado su alto nivel de diálogo. Sin embargo, en su momento, la empresa que lo creo debió recalcarles a los clientes que si se trata de charlar, vale todo con Pepper, pero no se puede mantener relaciones sexuales con él. Quizá suene una aclaración un tanto ridícula, pero la operadora de telecomunicaciones SoftBank, encargada de la comercialización del robot en Japón, puso en su contrato de “condiciones de usuario” que no se deben mantener con Pepper “actos sexuales u otro comportamiento indecente”. El robot es bromista y puede leer las emociones de la gente. De ahí a hacer el amor...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído