Salió con su auto para ir a trabajar y terminó adentro de un pozo

El vehículo quedó hundido en la tierra por una obra en el barrio Confluencia.

Marcela se levanta todos los días a las cinco de la mañana para hacer tortafritas y salir a vender, pero hoy se quedó con toda la producción en su casa.

No pudo salir porque su auto quedó incrustado en un pozo, producto de las obras que llevan adelante en las cañerías y el sistema cloacal en un sector del barrio Confluencia, en la calle Aluminé al 1100.

Los vecinos afirman que desde hace meses empezaron con los arreglos y que las calles están totalmente bloqueadas, además de que los pozos ya son parte del paisaje.

"Hoy a la mañana íbamos a trabajar, como todos los días sacamos el auto marcha atrás y quedó hundido. Nadie se hizo cargo de nada, llamamos a la Municipalidad y nos dijeron que estaban en asamblea. Intervino la policía y pudimos sacarlo, pero a esa hora ya no podíamos salir", contó Marcela, la dueña del vehículo.

"A mí me perjudicaron la venta de hoy. Me levanté a las cinco de la mañana para hacer las tortafritas y no pude salir a vender. Hoy nos quedamos con toda la mercadería", se quejó indignada.

Por su parte, para Mirna Surbert, que vive de su almacén, las obras también son un trastorno hace por lo menos un mes ya que las ventas en su negocio se vieron sumamente afectadas. Afirma que tiene 20 mil pesos de gastos que no le han ingresado ya que la cuadra es intransitable.

"Que el EPAS y el intendente pongan su parte para resolver el problema, que vengan a poner la cara por todo el desastre que han hecho. De sus bolsillos va a salir todo el daño y perjuicio que me han ocasionado y que me van a tener que pagar", expresó enojada.

Además de estos inconvenientes, los vecinos también tienen sus patios inundados. Manifiestan que hace cinco días empezó a rebalsarse el agua que sale de las cámaras sépticas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído