Sapag: "Es como salir a regar la pampa húmeda con sal"

Jorge Sapag habla del DNU que pone en crisis a Vaca Muerta. El techo al Brent y el dólar. "Es una medida suicida, había otras alternativas".

POR FERNANDO CASTRO - fcastro@lmneuquen.com.ar

Jorge Sapag es uno de los precursores del desarrollo de Vaca Muerta. Como ex gobernador, fue y sigue siendo clave para la llegada de inversiones y para explicar a nivel nacional por qué el país, no solo Neuquén, tienen una nueva chance en la industria petrolera.

En diálogo con +e, criticó a un “gobierno que se encierra en sí mismo, que no se deja ayudar”, y consideró que poner un techo al Brent y un dólar para el sector petrolero es como “ir a regar con sal los campos de la pampa húmeda”.

¿Qué piensa de lo que está pasando?

Mi primera conclusión es que las PASO tienen que ser eliminadas rápidamente. A cuatro meses de una nueva gestión de gobierno, no se puede hacer una interna que genera una inestabilidad de este tipo. El MPN fue el único que no votó a favor de las PASO en su momento. Vislumbrábamos que esta transición dentro de la transición podría hacer un perjuicio enorme. Lo que sucede dejó en evidencia lo que decíamos.

¿Y sobre el DNU?

El Gobierno tomó una medida en la que ni siquiera consultó a las provincias, que tuvieron un desplante. Es grave, y nos muestra que en la Casa Rosada se toman decisiones inconsultas, unilaterales y avasallando el federalismo. Es muy fácil congelar el petróleo y que el costo lo paguen las provincias y la industria. Lo más grave no son las regalías, sino que se pretende matar a Vaca Muerta. Este año se iban a invertir u$s 5300 millones y en el 2020 otros u$s 6300 millones. El 50% de la facturación bruta de gas y petróleo es renta nacional y provincial. Es irracional, estás eliminando tus propios ingresos.

¿Cuáles eran las otras posibilidades?

No cuestionamos el congelamiento del combustible. Quiero ser claro en esto: nosotros lo que defendemos es a Vaca Muerta como posibilidad de desarrollo para Neuquén y para el país. Y vemos que es una medida discriminatoria y parcial. ¿Por qué no congelamos toda la economía al 9 de agosto, todos los bienes y servicios y los salarios, y ponemos el dólar a 50 pesos, y congelan todo? Napoleón decía que toda norma tenía que ser justa y necesaria. No es el caso. Es una actitud suicida, haciendo implosionar la producción; Vaca Muerta apunta a generar tantas divisas como genera el campo. Es como si regáramos con sal todos los campos para que nadie pudiera producir. No hay que regar con sal, hay que ver cómo atender la emergencia y consultar.

¿Qué se podía hacer?

Una posibilidad era suspender el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) y el IVA al crudo y a los combustibles por 90 días. Hacer un mix. El tipo de cambio no tiene por qué tocarse. Y todos comparten la pérdida, los Estados, las productoras y las refinadoras. Porque si no estamos en la situación de la persona que compra dos helados, uno con su plata y otro con la plata de la otra persona: y al volver se le cae un helado, y al que le tiene que llevar el helado le dice “se me cayó tu helado”. Hay que repartir cargas. Acá pasa lo mismo: cómo puede ser que Nación declare la emergencia y diga que tienen que pagar las empresas, y afectar a las provincias y las inversiones.

¿Cómo ve lo que viene?

Es un camino con dificultades, de recuperar la confianza de inversores. Pero está claro que la decisión que se toma nos pone como Venezuela: un país con petróleo y gas pero que importa combustibles. Es irracional, irresponsable, no tiene ningún asidero. Es como aquel que toma la decisión del suicidio porque se enfermó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario