El clima en Neuquén

icon
22° Temp
44% Hum
La Mañana cáncer

Se convirtió en artesano por internet para ganarle al cáncer

Daniel Contreras es zapalino y hace cuatro años se le declaró la enfermedad. En su tratamiento descubrió su nuevo oficio. "No me la tomé como un problema sino como un desafío", dijo.

En la vida cada crisis es una oportunidad. Es así que la actitud de Daniel Contreras fue la de ocuparse. La de "hacer y no pensar" como se suelde decir. Este hombre, con raíces campesinas, en 2015 decidió darle batalla a un cáncer intestinal que se le había declarado. Y para pasar los días grises desarrolló el arte de la soguería de manera autodidacta, algo que le permitió ocupar la cabeza mientras hacía el tratamiento. Pero hoy ya se gana la vida con ese oficio.

Daniel nació en el paraje La Laja, a escasos kilómetros de Las Ovejas, el 29 de noviembre de 1962. Desde pequeño ya supo lo que era la actividad del campo ya que había llegado al mundo en medio de arreos, señaladas, marcaciones y pariciones de animales junto a sus padres y hermanos. En 1982 en pleno conflicto militar por las Islas Malvinas estaba cumpliendo con su servicio militar obligatorio en el RIM 21 de la localidad de Las Lajas.

Te puede interesar...

“Estuve bajo bandera hasta el 28 de marzo de 1983. Me acuerdo que en la guerra por las Islas estuvimos apostados mucho tiempo en el paso de frontera de Pino Hachado”, contó Contreras. Al salir de "la colimba” decide quedarse en el centro neuquino y muy pronto consiguió trabajo en la municipalidad de Zapala.

DANIEL CONTRERAS Y ESPOSA (2).JPG

“Hice de todo en el municipio. Fui albañil, recolector de residuos, trabajador en el servicio de calle, encargado del matadero y en mis últimos años cumplí el servicio de sereno en las distintas dependencias municipales”, precisó.

Luego de algunos años, en 1987, une su destino a María Mercedes Quinteros con quien trajo cinco hijos a este rincón neuquino: Belén, Carolina, Benedicto, Manuel y Maira son sus orgullosos herederos.

La enfermedad y el oficio para no pensar

Daniel Contreras cuenta que hoy es un paciente oncológico y que está en tratamiento periódico. “A mí me operaron dos veces, cumplí los procesos de quimioterapia y uno de carácter alternativo. Estuve largos meses internado y hoy puedo decir que estoy mejor, no estoy curado. Porque entiendo que el cáncer no se cura sino que se detiene o se controla para que no vuelva a aparecer”, manifestó.

El hoy artesano cuenta que cuando comenzó a transitar la enfermedad decidió mantenerse lo más activo posible. “Esto no me va a matar a mí. Tengo que ocupar la cabeza en algo”, recuerdo que se dijo para sus adentros en aquel tiempo. “No hay que pensar sino que hay que hacer. Es la mejor manera para salir adelante en cualquier problema que haya en la vida”, aconsejó.

El oficio de soguero

En esos tiempos “libres” que le surgían en los tratamientos o en las internaciones decidió recurrir a la tecnología y con la ayuda de sus hijos comenzó a visualizar videos y tutoriales por internet sobre el arte de la soguería. “Siempre tuve buena memoria y apenas veía alguna costura o trenzado que me gustaba enseguida lo aprendía y me quedaba grabado. Después ya empecé a mirar solo lo que necesitaba”, señaló.

DANIEL CONTRERAS EN FERIA EMPRENDEDORES ZAP (3).JPG

Reconoce, sin embargo, que desde la cuna ya sabía algo del tema porque en el campo ya había trenzado algunos lazos y algunas riendas para montar a los caballos. “Lo que fuí aprendiendo en los últimos tiempos fue todo lo que se refiere a soguería fina”, comentó. En su extensa muestra de productos surgidos del talento de sus manos siempre se pueden ver cintos, carteras, billeteras, llaveros, pulseras, encabado de cuchillos con tientos, fundas de cuchillos y por pedido hace juegos de sogas para caballos.

“Hoy estamos contentos con mi esposa porque en la feria de emprendedores que se hace en La Estación podemos mostrar y vender los productos que con paciencia y cariño preparo cada día en un pequeño tallercito que con esfuerzo estoy armando en mi casa”, cuenta Daniel. Apenas comenzó a dedicarse a la soguería fue a exponer a las comunidades de Junín de los Andes, Chos Malal y Las Ovejas en las fiestas populares que allí se realizan. También es un asiduo participante de la feria zapalina Trabum Ruka.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario