Thelma Gawidan, de 40 años, huyó de sus empleadores en abril de 2014 tras haber vivido un horror y se refugió en un centro de acogida de inmigrantes, contó en una audiencia ante un tribunal que juzga al matrimonio.

Sólo fideos

La mujer afirma que sólo comía fideos instantáneos y pan dos veces al día pese a que vivían en un apartamento del barrio acomodado de Orchard Road, en el centro de Singapur.

Gawidan, que este martes comparecía de nuevo ante el tribunal, asegura que el matrimonio retenía su salario, vigilaba todos sus movimientos y no la dejaba hablar con nadie del exterior, según el periódico Straits Times.

"Miraban cuándo me despertaba, qué comía, lo que bebía y cuándo me duchaba", dijo.
Al cabo de unos meses, le impidieron usar el aseo de la vivienda y la mujer la acompañaba a un retrete situado junto a la piscina del departamento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído