Se viene el vuelo a Houston

El 21 de mayo se hará el primer viaje con carga pesada entre Estados Unidos y Neuquén. Es una vía rápida que les permitirá a las empresas seguir ahorrando en logística en sus áreas.

POR CAMILO CIRUZZI - Especial

A horas de viajar a Houston para trabajar en la nueva ruta aérea de cargas, Natalia Muguerza, gerenta comercial del Depósito Fiscal, una de las tres empresas que llevan adelante el proyecto, confirmó que ya se vendieron las primeras 20 toneladas de carga que un Airbus 330 traerá a la provincia y explicó que la mecánica, “por el momento”, requiere de una escala en el aeropuerto Ministro Pistarini (Ezeiza).

“La carga es enviada por los forwarders a Ezeiza y ahí se sube en el A330 que vendrá a la provincia”, aclaró ante una consulta.

Se hace así porque la ruta que operaba Aerolíneas Argentinas entre Ezeiza y Neuquén estaba en desuso.

Los empresarios locales, ante la demanda de operadores de acortar tiempos de flete de herramientas como trépanos, válvulas, bombas o compresores, apostaron a revivir esa ruta para el transporte de cargas y contribuir a una mejora en la logística de las operaciones en el shale neuquino, una de las variables en las que todavía hay camino por recorrer.

“En un principio el avión, de fuselaje ancho, podrá traer entre 20 y 25 toneladas de carga. Más adelante se pueden sumar pasajeros, aunque eso implica reducir el peso transportado”, dijo Muguerza ante una consulta acerca de otros posibles usos.

p12 pieza mas e avion.jpg

El A330 es un avión que se utiliza para vuelos internacionales y por primera vez hará una ruta comercial dentro del territorio argentino. En un principio la idea es que llegue mensualmente, pero la frecuencia podría aumentar dependiendo de la demanda.

Por ser una aeronave de porte diferente a las que aterrizan cotidianamente, el aeropuerto Presidente Perón debe tener algunas adecuaciones.

Muguerza explicó: “Haciendo la escala en Ezeiza, lo que nos permite tomar más mercadería, damos un pasito más hacia el aumento de la frecuencia de vuelos. Además, primero debemos probar el aeropuerto y testear el instrumental para ver si funciona correctamente”.

Si bien ya bajaron aviones para cargar hasta 100 toneladas de cerezas o el Antonov con insumos petroleros, “fueron ocasiones especiales”. “Ahora se trata de darle funcionalidad al aeropuerto para que los aviones puedan operar tranquilos y con continuidad”, comentó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario