Se viene una temporada "jugosa" de cerezas neuquinas

En los próximos días se iniciará la cosecha en Neuquén y Río Negro. Las exportaciones crecieron más de 120% en los últimos tres años.

Por Silvana Salinas

Llega a paso un poco más lento, pero firme. Y en los próximos días su color rojo intenso y su incomparable sabor inundarán la región. La maduración de uno de los frutos más prometedores de los últimos años viene alrededor de una semana atrasada (porque el frío no quiere marcharse), pero estará listo para ser cosechado en los próximos días. Las “estrellas” de la temporada serán, sin dudas, las cerezas neuquinas y rionegrinas que, según productores y empresarios, llegarán con excelente calidad y mayor volumen que el año pasado.

Te puede interesar...

Las mendocinas fueron las primeras en hacer pie en el Mercado Central de Buenos Aires, pero se estima que las locales empezarán a salir de las chacras entre los últimos días de esta semana y los primeros de la entrante.

La mira está puesta en los envíos al exterior, principalmente hacia China, donde se concretaron en la temporada pasada las primeras ventas con éxito.

Alrededor de 5.000 toneladas de cerezas argentinas se exportaron en la última campaña y se espera en la actual incrementar los volúmenes en más de un 10% aproximadamente. De este total, alrededor de la mitad provienen de establecimientos de Río Negro y Neuquén.

“En general a nivel país viene muy bien la temporada y en la región, a pesar de que tuvimos heladas muy fuertes, atípicas al comienzo de la temporada, las producciones de escala orientadas a la exportación no han tenido problemas. Será un buen año en volúmenes y calidad, aunque viene un poco atrasada por el frío”, sostuvo Anibal Caminiti, gerente ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Cerezas (CAPCI).

Si bien las superficies plantadas y en producción en la región aún son escasas en comparación con países competidores, como Chile, se espera que la producción crezca durante los próximos años. La demanda es creciente, y las exportaciones aumentaron más de un 120% sólo durante los últimos años.

“Estamos muy lejos de ser competitivos en cuanto a volumen. Hay un abismo, por ejemplo con Chile (que espera una superproducción de 200.000 tn para esta temporada), pero sí participamos en el mercado de igual a igual por la calidad de la fruta, en cotización y en reconocimiento de la fruta argentina”, consideró el gerente de la Cámara en la que participan las provincias de Mendoza, Río Negro, Neuquén, Chubut y Santa Cruz.

En Río Negro y Neuquén existen en la actualidad unas 700 has en producción y se espera lograr un volumen de exportación que gire en torno a las 2500/2600 tn en la campaña 2019-2020.

“Lo que falta es calor, pero el resto viene muy bien”, explicó Carlos Enríquez, titular de la empresa frutícola Vista Alegre SRL. Uno de los establecimientos regionales que apuesta fuerte a las cherries. “Estimamos, según como siga el clima, que podemos empezar el jueves o viernes con la cosecha”, agregó. Enríquez destacó el sello de calidad que tendrán las cerezas de la nueva temporada y habló de una producción más abultada.

“China es hoy el gran comprador y hacia allí es donde todos miramos. A ellos les encanta esta fruta y la ventaja que tenemos es que la cereza llega para el año nuevo chino, es de color rojo y aman lo que es rojo -el color de la suerte- y es dulce. Lo toman como un lujo, lo eligen para regalar y el poder adquirirlos hasta les da cierto estatus”, sostuvo el empresario neuquino.

La firma Vista Alegre lleva adelante un proyecto ambicioso de desarrollo de 200 hectáreas de cerezas, y en la actualidad ya tienen en plena producción entre un 35 y 40% del total de la superficie plantada.

“Confiamos en que dentro de tres o cuatro años vamos a tener la totalidad en producción y esto va a generar mucha demanda de mano de obra”, destacó.

“No nos tienen que dar nada, nos tienen que quitar”

“Acá lo que precisamos en el sector es que quiten los impuestos que te terminan asfixiando”, dijo Enríquez. “No nos tienen que dar nada, nos tienen que quitar, quitar impuestos. Nuestro producto es muy bueno y eso es lo que hace perder competitividad”, planteó, en medio de un panorama de incertidumbre, ante la falta de certezas sobre el giro que tendrá la política económica del nuevo gobierno nacional.

Todos los caminos conducen a China

El protocolo sanitario firmado a fines del año pasado permitió una apertura fundamental para las cerezas nacionales. “Este año la expectativa es mayor -indicó Caminiti-, pero en lo que estamos trabajando es en una visita fitosanitaria que debe la autoridad sanitaria china, que vendría para fines de noviembre y auditarán el área libre de plaga. Esto nos va a permitir exportar sin tratamiento cuarentenario de la fruta e incrementar notablemente las operaciones comerciales”.

De la región podrán participar todas las empresas que se registren para concretar las operaciones, que son alrededor de una decena, apuntó.

Costos, aranceles, incertidumbre, los principales obstáculos

¿Cuáles son las mayores preocupaciones del sector?, se le consultó al referente de CAPCI. “La condición que tenemos como país en general, esta situación de imprevisibilidad, más allá del cambio de gobierno, que venimos padeciendo hace años, para poder hacer inversiones de la talla de lo que requiere el sector, que son importantes, y poder pensar en un mediano y largo plazo. Hoy planto cerezas y recién en el cuarto año empiezo a tener volumen como para comenzar a exportar, y después de ahí hasta el sexto se estabiliza”, sostuvo Caminiti.

La falta de financiamiento, con tasas promocionales para el desarrollo, para el incremento de la superficie plantada y la alta carga impositiva, las retenciones a las exportaciones y un alto costo laboral, ensombrecen el panorama actualmente.

“A eso hay que sumarle que a la mayoría de los mercados a los que destinamos, sobre todo los más nuevos, son mercados en los que tenemos aranceles comerciales relativamente importantes. En el caso de China tenemos un 10%, en Tailandia que se abrió y este año es el primero que podemos exportar un 40%, en caso de India un 30%, en el caso de la Unión Europea un 12%, esto respecto a nuestros competidores como Chile, Nueva Zelanda que tienen en esos mismos mercados arancel cero”, finalizó el gerente de CAPCI.

En números

.- Las exportaciones de cereza argentina crecieron un 121% en el período 2015-2018

.- En la última temporada se comercializaron al exterior 4.970 toneladas por un total de 21 millones de dólares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído