El clima en Neuquén

icon
13° Temp
81% Hum
La Mañana matar

"Si no mato, no puedo comer ni laburar", la historia de los crianceros que luchan contra los pumas

Estos felinos son el principal problema de los crianceros. Ejecutarlos genera un desequilibrio en el ecosistema. ¿Cuáles son las otras alternativas?

Tanto para la cultura como para la Ley, en el campo las reglas cambian. Hay varios delitos que están agravados por zonas despobladas, como los robos y los hurtos, y el día a día tiene otros valores. Muchos de los crianceros continúan resistiendo al sedentarismo con la trashumancia, y, por sobre todo, a la muerte la palpan y maman de chicos. En muchos aspectos parece que vivieran en otros tiempos: lejos de las góndolas y de los productos empaquetados, y cerca de la “carne fresca”.

“Todo lo que camina va a la parrilla”, se repite en los campos neuquinos y ostentan fotos de animales listos para poner en una cruz y asarlos. Desde los peludos, que se les cruzan en el camino, hasta los pumas que “tienen que matarlos por subsistencia”.

Te puede interesar...

Para ellos matar es sinónimo, entre otras cosas, de comer. En muchos casos, el animal que criaron durante un año es la cena de una reunión entre amigos y vecinos, y son ellos mismos los que le quitan la vida. Son protagonistas directos de sus platos y también de su supervivencia: “Si yo no mato, no puedo comer, ni laburar. Es parte de los desafíos de ser criancero”, aseguró un campesino del paraje de Kilka, que está a 50 kilómetros de Aluminé y que prefirió preservar su identidad.

A Puma Matar animales Problemática a

“Yo tengo que salir a cazar pumas”, aseguró. Tiene varias hectáreas, pero debió armar un corral a metros de su casa para tener a sus 200 ovejas, 45 chivas y 30 vacas. Todos los días, se despierta y lo primero que hace es ir a ver si están vivas y sale a caballos a buscar rastros de estos felinos. Si encuentra alguno, avisa, y todos los crianceros están alerta sobre la presencia.

Los crianceros coinciden que el instinto de estos animales es matar. No lo hace para comer, sino que mata hasta el cansancio. Este hombre lo padeció hace algunos años cuando una noche le había matado 25 chivos. Al despertar, de las 50 que tenía solo le quedó la mitad.

Embed

A partir de ese momento, hizo un corral para estar más cerca de sus animales y que estén “seguros” porque esa matanza significó un año de trabajo pérdido.

“Cuando vas a ver los chivos te das cuenta enseguida qué animal atacó: el zorro caza de una forma y el puma de otra. La diferencia es que el puma deja huella, ya que tiene una uña maestra que la tiene escondida. Con esa la degolló y después una vez muerto, lo come. En cambio, el zorro degüella pero con los dientes. El zorro por ahí le gusta más el vacío del chivo, en cambio el puma come directamente el pecho”, planteó.

A Puma Matar animales Problemática

Lo que está claro es que, para los crianceros, el puma es un problema. Es un felino hábil para cazar y matar, sea de día o de noche, y es muy rápido. Le tienen un “entendible rechazo” y la única solución que encuentran es encontrarlo para matarlo.

“Son bichos que nacieron para andar sueltos. Acá hay un proyecto en una escuela y me habían dicho que me consiga un perro ovejero para ahuyentarlos, pero salía una buena plata. Después quisieron poner luz solar al corral, pero si le ponen luz es mejor para ellos”, explicó las alternativas que ninguna de ellas termina siendo efectiva para ellos.

Es por eso, que cuando observan huellas por la zona, salen a buscar. Y cuando se plantea que lo salen a “cazar”, no lo hacen con armas, sino con perros. Salen a caballo a campo abierto, siguiendo huellas junto con sus perros que huelen los pasos, mientras el puma intenta huir. “A veces te da pena, porque los ves con miedo y tensos cuando pelean contra los perros, pero bueno, es el mismo que me comió 25 chivas”, aseguró.

A video Puma caza.mov

En una “pelea” entre perros y pumas, “siempre ganan los perros aunque terminan muy dañados”. Por eso, los criadores suelen tener algunas razas “fuertes” e intentan combatir a los “depredadores de ganado”. “Es parte del trabajo que tenemos que hacer en el día. Es controlar que estén bien nuestros animales, ver que no haya pumas cerca y esperar a que tengan hijos, y la rueda continúa”, aseguró.

A Puma Matar animales Problemática

Bajo esta lógica de “supervivencia” se genera un desequilibrio que afecta a todos los neuquinos. Si bien hay muchos prejuicios con los pumas, que alimentan el “miedo” entre los vecinos, este felino da un cierto orden que los crianceros estarían rompiendo. “Hay algunos gobiernos, como el de Río Negro, que paga para matar pumas y no se dan cuenta la superplablación de otras especies que eso genera”, planteó Alejandro “Nito” Gonzalez, que es parte de la Dirección de econosistema terrestres de la Provincia de Neuquén y dio algunos conceptos claves para entender los efectos de la matanza.

A Puma Matar animales Problemática

Razones

El puma es temido por gran parte de la sociedad. “Eso está claro”, expuso González y explicó que estos felinos sufrieron una clara campaña de desprestigio. A partir de la década del 40 se llevó a cabo una persecución y eliminación a gran escala, que generó que en los 70 el puma “casi haya desaparecido”.

Cuando se dejó de “fogonear” su matanza, que básicamente fue cuando el estado dejó de pagar el cuero de la puma, volvieron a aparecer en la década del 80 y quedó el concepto de lo peligroso que es el puma.

Pero entonces, ¿cuán importante es este felino para el ecosistema? “Mucho, mirá, el puma tiene un tamaño más grande que el zorro y lo desplaza. Es decir, el zorro se queda en el lugar donde el puma no está y esto permite que otras redes alimentarias se regulen. Y si el puma no está, no come a los herbívoros y se genera una superpoblación de ellos. Y, ¿qué es lo que pasa? Hay un efecto negativo en la vegetación. Y también, por ejemplo, de otros animales de menor tamaño que no son herbívoros sino que se alimentan de roedores y ayudan a frenar las transmisión de enfermedades”, argumentó.

Además, matar a un puma por estar merodeando uno de los campos podría generar efectos adversos. Según explicó, si matás al macho adulto territorial, que no te está causando problemas -porque su principal comida no son las chivas- ese lugar capaz lo ocupan un montón de pumas jóvenes que sí causan problemas. En general, son los animales jóvenes que son los más inexpertos para cazar y entonces buscan la presa fácil: la oveja o el chivo.

Se piensa que hay que salir a matar a la cantidad de pumas posibles, pero se estudió la dieta de los pumas y su comportamiento. Y se supo que hay pumas que depredan sobre ganado y otros animales silvestre. Entonces, hay que saber que, al matarlos, podés estar generando más problemas para tus animales, además del medioambiental”, agregó.

Ese instinto de matar “insaciable” que había descrito el criancero, Gonzalez lo explicó: “El puma tiene un comportamiento particular y se genera cuando hay una estímulo visual que despierta. Eso le pasa cuando observa que el ganado no sale corriendo, como es el caso de los animales que no son silvestres. Por ejemplo, los guanacos tienen una estrategia para defenderse. Uno de los guanacos siempre está en altura y avisa, a su manera, cuando se acerca el peligro y todos intentan escapar. Acá, con las chivas, eso no pasa porque las ve tan mansas que tiene la necesidad natural de matar”, explicó.

Métodos para ahuyentar a los pumas

Debido a que se sabe que cumplen un rol fundamental, hay dos métodos efectivos para ahuyentarlos: no letales y los letales selectivos. “Algo que está empezando a implementarse mucho que tiene más de 6 mil años son los perros protectores. Acá en Argentina y en Neuquén tiene más de 50 años que se implementa, pero lo que ahora es la Europa de Este y consiste en guiar al perro con el ganado. Los perros tienen carácter social y necesitan estar sí o sí con un grupo y crear un vínculo con ese grupo. Entonces, el perro lo acompaña y lo que hace es ahuyentar a los depredadores. Puede ser solo con la presencia o con la orina o algún ladrido”, explicó.

A puma.jpeg

Además, expuso que otra alternativa no letal es en los corrales durante la noche colocar luces, que iluminan de forma intermitente o también sonidos que pueden poner una radio, que hará que el puma se aleje del lugar.

Por otra parte, Neuquén aplica la caza control de forma selectiva: ¿qué significa esto? Para que funcione se debe perseguir al puma después de que depredó y matarlo. “El comportamiento del puma, cuando mata una presa, es semi enterrarla con vegetación y vuelve a alimentarse durante los otros dos días. Si el criancero encuentra a su animal muerto, sabe que va volver. Y si lo mata, es caza selectiva. O sino se puede rastrear dentro de las 24 horas con perro a partir de la presa. Eso también se hace. Es un método letal y selectivo, ya que el puma que estoy abatiendo es el que me hizo daño”, explicó Gonzalez.

De esta manera, entre las formas de solucionar el conflicto entre los pumas y los crianceros, el ejecutar al felino sigue siendo una de las "soluciones correctas" si previamente había matado a alguna chiva. Parece que la ley de la selva sigue primando en algunos rincones de nuestra provincia. Si bien hay intentos de generar alternativas, hasta ahora matar también es una seguridad laboral.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

24.83660130719% Me interesa
11.764705882353% Me gusta
1.3071895424837% Me da igual
2.6143790849673% Me aburre
59.477124183007% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario