Simulan un derrame de petróleo en el río para saber qué hacer

Hubo un ensayo en la costa del Neuquén.

Neuquén.- Una máquina retroexcavadora trabaja cerca del cauce del río Neuquén cuando se encuentra con una superficie extraña. De repente, un líquido negro y espeso comienza a fluir y la mancha avanza sobre las aguas. Todas las alarmas se encienden, al igual que el protocolo para contener lo que puede ser un desastre ambiental.

La situación descripta fue el disparador para un simulacro llevado a cabo ayer por la empresa Oleoductos del Valle SA con la participación de las fuerzas de seguridad y referentes municipales. También hubo participación de la Autoridad de Cuencas, el Ente Provincial de Aguas y Saneamiento (EPAS) y la provincia de Río Negro.

“El oleoducto de alta presión atraviesa hoy sectores que antes eran despoblados y ahora hay asentamientos. En caso de un accidente, el tiempo es oro”. Silvia Gutiérrez. Subsecretaria de Medio Ambiente

La simulación se realizó sobre la toma de agua de EPAS. El trabajo se basó en dos hipótesis posibles: contener el flujo aspirándolo antes de que llegue al río y, de llegar, derivar la mancha aguas abajo hacia una zona de operación y recuperación.

Por ejemplo, una de las primeras acciones observadas fue proteger la toma de agua y la colocación de barreras de contención en el curso del río para evitar que la supuesta mancha de hidrocarburos -simulada con semillas de girasol- avance y pueda ser encauzada a un área de control a unos 5 kilómetros de distancia.

La subsecretaria de Medio Ambiente local, Silvia Gutiérrez, sostuvo que “desde el municipio estamos enfocados en exigir a las empresas estas prácticas para que sepan cómo actuar, porque lo esencial en este tipo de eventos es el tiempo, el tiempo es oro y hay que saber cuál es el camino correcto”.

Desde la firma, el gerente de Oldelval, Jorge Vugdelija, deslizó que la simulación da cuenta de un caso “improbable” por las medidas de seguridad adoptadas por la empresa. No obstante, “este evento nos da la posibilidad de hacer una evaluación, un aprendizaje y seguir mejorando los planes de respuesta”.

37millones de crudo se trasladan en forma diaria.

El oleoducto Allen-Puerto Rosales transporta el petróleo desde la cuenca neuquina hasta la refinería en el sur de la provincia de Buenos Aires. Sufrió episodios de “pinchadura”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído