Sobrevivientes de Hiroshima aceptan abrazos de Obama

El presidente de Estados Unidos visitó el lugar donde cayó la bomba atómica.

Hiroshima.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rindió ayer homenaje a las víctimas de la primera bomba atómica en una histórica y emotiva visita a Hiroshima, en la que abogó por un mundo sin armas nucleares.

"Hace 71 años, la muerte cayó del cielo", recordó Obama, en medio de un impresionante silencio, ante el memorial de las víctimas de la bomba lanzada por Estados Unidos en esa ciudad japonesa el 6 de agosto de 1945, antes de pedir un "mundo sin armas" nucleares.

Ese día de 1945, el mundo "cambió para siempre" y esta bomba "demostró que la humanidad tiene los medios para destruirse a sí misma", dijo el presidente estadounidense.

"¿Por qué estamos aquí, en Hiroshima? Hemos venido a reflexionar sobre esta terrible fuerza liberada en un pasado no muy lejano. Hemos venido para rendir homenaje a los muertos" dijo Obama, con el rostro serio.

Acompañado por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, Obama había depositado momentos antes una corona de flores en el cenotafio de Hiroshima, que contiene decenas de volúmenes donde están consignados los nombres de las víctimas de la bomba nuclear. El lugar es visitado cada año por más de un millón de personas.

Obama es el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar el Parque del Monumento de la Paz en Hiroshima para rendir homenaje a los 210.000 japoneses muertos por el fuego nuclear. En la ceremonia, llena de emoción, el presidente estrechó manos y abrazó a supervivientes de la bomba atómica.

Habló con un sonriente Sunao Tsuboi, de 91 años, quien previamente había asegurado que quería decirle al presidente estadounidense lo agradecido que estaba por esta visita. Luego Obama abrazó a otro superviviente, Shigeaki Mori, quien apenas pudo contener la emoción.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído