Sobrevivió tras caer al mar desde un crucero

La habían dado por muerta y la rescató un pesquero luego de pasar 38 horas en el agua.

China.- Una mujer shanghainesa de 32 años que cayó al agua desde un crucero entre China y Japón pudo ser salvada un día y medio después por un buque pesquero, tras pasar 38 horas nadando y flotando en alta mar.

La náufraga, de la que sólo se ha facilitado su apellido, Wang, llegó incluso hasta dormir unas horas mientras flotaba en el océano, aseguraron los médicos que la examinaron después de su proeza.

La mujer viajaba en el barco junto a sus padres, quienes notaron su desaparición en la noche, después de que la muchacha les dijera que iba a dar un paseo sola por la cubierta y no volvió en el horario en el que era aguardada.

Tras denunciar la desaparición, 100 voluntarios comenzaron a buscar en el barco algún rastro de la mujer, y al no encontrarla, asumieron que había caído por la borda y la dieron por fallecida, dada la gran altura de la cubierta (una caída libre de 20 metros).

La sorpresa llegó dos días después, cuando el padre recibió una llamada en la que le aseguraban que su hija acababa de ser rescatada, ante lo que el hombre reaccionó con incredulidad y profunda desconfianza, pensando que alguien quería hacerle un chiste de mal gusto. “Sólo cuando oí la voz de mi hija creí que seguía viva... ¡es un milagro!”, aseguró el padre.

32 años tiene la mujer sobreviviente. Según su papá, es una buena nadadora. Ahí la clave.

La mujer fue divisada por los pescadores de un buque cerca de la costa de Zhoushan, en el litoral de la provincia de Zhejiang, y estos la rescataron “con sólo unas pequeñas heridas en los brazos”, según contó uno de los marineros que participaron en el salvamento.

La mujer, de la que se han publicado varias fotos en los medios chinos en el momento en que era examinada por médicos y llegaba al puerto de Zhoushan, contó que cayó accidentalmente al mar cuando se apoyó en una de las barandillas que hay en la cubierta.

El padre de Wang relató que su hija aprendió a nadar cuando iba a la guardería -algo poco frecuente en un país donde no es habitual llevar a los niños a piscinas o playas- y que es “una nadadora buena y fuerte”. Esa enseñanza en la primera infancia fue la que, al cabo, le terminó salvando la vida, después de “naufragar” durante 38 horas.

Cayó en un taxi acuático y zafó

Un marinero neocelandés, de 50 años de edad y en un visible estado de ebriedad, se arrojó al Gran Canal de Venecia, cayendo sobre un taxi acuático que justo pasaba en ese momento, lo que le terminó salvando la vida (igual permanece internado). El hombre trabaja en un yate amarrado en Punta della Dogana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído