El clima en Neuquén

icon
23° Temp
23% Hum
LMNeuquen Francisco

Somos Amigos Ayudando: una Fundación que nació al calor de la pandemia

Comenzaron elaborando roscas de Pascuas para los merenderos y llegaron a crear un sistema que entrega 500 viandas semanales a los sectores más humildes.

Como un habitante invisible, el espíritu solidario siempre estuvo presente en la casa de los Troncoso. La familia de panaderos solía tener sobrantes en el local, por lo que donaban pan y otros alimentos a los sectores más vulnerables de su Plottier natal. En plena pandemia, le tocó a Francisco acercar las donaciones a los merenderos, y se conmovió al punto de pensar en grande: creó una fundación que entrega 500 viandas semanales y otras donaciones a 11 comedores de la Confluencia.

“En las primeras semanas de la pandemia no se vendía nada, y teníamos mucho sobrante en el local”, dijo Francisco Troncoso, de 29 años, sobre la panadería Don Pedro, de Plottier. Sabía que su familia hacía donaciones del pan del día anterior a distintos merenderos de su ciudad, de Centenario y de Neuquén, por lo que se decidió a contactar a esos espacios y entregar los sobrantes, que eran cada más abultados.

Te puede interesar...

Fue entonces cuando esa realidad que conocía sólo por palabras se hizo carne frente a sus ojos. Fue entonces cuando vio a los niños que pisan las calles de tierra sin zapatillas y a las mujeres que duermen en colchones humedecidos por la tierra oscura. Francisco comprendió que no alcanzaba sólo con el pan viejo: había que hacer algo más.

Para las Pascuas, envió un mensaje a sus amigos en un grupo de Whatsapp. Les propuso que aportaran mil pesos cada uno para hacer roscas de Pascua en su panadería y repartirlas luego por esos merenderos. Sus amigos accedieron y elaboraron 500 roscas para alegrar a los niños más humildes. Esa fue la primera semilla de la Fundación Somos Amigos Ayudando.

“Con un poquito que hagamos cada uno, podemos lograr muchas cosas”, dice Francisco, que desde ese sábado previo a la Pascua no faltó ningún otro sábado a los merenderos. Para esa fecha, asistieron a 23 espacios, pero hoy recortaron su influencia a 11 puntos fijos en Neuquén, Centenario y Plottier, elegidos porque son los que menos ayudas reciben por parte del Estado y otras organizaciones.

SFP_Reparten-viandas-a-comedores--(24).jpg

Francisco, Sebastián, Gabriel y un grupo de más de 10 amigos trabajan en la logística. Con el aporte de un diputado provincial que les provee el combustible, recorren distintos puntos de la región para recolectar donaciones. Ropa, juguetes, abrigo y alimentos se suman a los más de 100 kilos semanales de pan que hacen en la pandería para el total de 11 merenderos. Ahora sumaron la recolección de botellas de plástico transparente, para un nuevo proyecto de reciclaje.

También pensaron una propuesta novedosa para crear una cadena de favores, que exija un esfuerzo mínimo pero que tenga un impacto real en las comunidades. Así, los amigos reparten bandejas de plástico en las casas de los voluntarios para que estos, durante la semana, las llenen con todo lo que cocinan. La idea se gestó hace un mes y medio y ya llevan entregadas 3000 viandas a los sectores más vulnerables.

Somos Amigos Ayudando: una Fundación que nació al calor de la pandemia

“Pensamos que una persona puede cocinar un poco de más toda la semana, y el viernes, cuando lo pasamos a buscar, ya tiene viandas para darle de comer a 7 personas”, dijo el joven solidario, que visita los hogares los viernes a las 18 para retirar toda la comida que cocinan los voluntarios.

Francisco y su grupo de amigos le prestan mucha atención a las formas. Así, se empeñan en gestionar las redes sociales de la Fundación para que los donantes vean que las cosas que aportaron son realmente entregadas a las familias más humildes. “Es muy diferente hacer la donación que entregarla, porque ahí ves realmente la necesidad”, detalló.

SFP_Reparten-viandas-a-comedores--(26).jpg

En una de sus visitas, los integrantes de la organización cocinaron en el lugar. “Un nene se me acercó y me pidió una porción más para su hermanito”, contó Francisco. Ese pedido, en apariencia tan simple, lo atravesó por completo. El joven recordó su paso por las competencias de automovilismo, su vida de privilegios y su regreso a la actividad comercial en Plottier. Pensó en su propia familia y en la importancia de tener un trabajo que garantice un plato de comida en la mesa. Todo lo que ese niño no tenía.

Su sensibilidad fue el motor que empujó más acciones para la Fundación. Para el Día del Niño, recolectaron más de 1500 juguetes. “Nos donaron juguetes nuevos y otros usados, pero nos tomamos el trabajo de limpiarlos y envolverlos, porque ellos se merecen un regalo y no un autito con tres ruedas”, explicó. Con esa premisa, también llevan la ropa donada a un lavadero, que se las entrega limpia y planchada, lista para que la reciban las familias.

SFP_Reparten-viandas-a-comedores--(7).jpg

A Francisco le cuesta llevar la cuenta de cuántas personas ayudaron con donaciones o con la preparación de viandas. Supone que fueron más de mil. Sin embargo, la necesidad sigue tan vigente como al principio, por lo que pidió a los neuquinos que se comuniquen a través de sus redes sociales para ser parte de la propuesta. Se los puede encontrar en Instagram como “somosmaigos.ayudando” o en Facebook como “Somos amigos ayudando a ayudar”. Cualquier aporte, grande o pequeño, llegará al destino gracias a su aporte logístico.

Con el crecimiento de las donaciones, Francisco decidió darle un tono de legalidad a la movida solidaria y creó una Fundación. De este modo, pueden recibir donaciones formales de empresas e instituciones, que se suman a labor propia que hacen con los repartos y la elaboración del pan.

Cada sábado, la relación de los voluntarios con los merenderos y sus asistentes crece un poco más. Pronto, su vínculo excedió la entrega de viandas y donaciones. El equipo comenzó a reconstruir una vivienda incendiada, por lo que consiguieron desde muebles hasta la vajilla nueva y trabajaron en hacer una reconexión eléctrica. También consiguen leña, medicamentos, colchones, muebles, todo acorde a las necesidades que surgen. “Cuando conocés a alguien, es imposible no comprometerte”, concluyó Francisco.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.6231884057971% Me interesa
91.304347826087% Me gusta
0% Me da igual
5.0724637681159% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario