Son más de 1000 las piletas urbanas por los caños rotos

En Neuquén y Centenario los servicios públicos viven colapsados.

Neuquèn.- La zona de la confluencia creció, y tanto Neuquén como Centenario son las dos localidades donde las pérdidas de agua y cloacas ya son un verdadero trastorno en las calles y para los dos municipios.

El problema mayor lo tiene la capital, en medio de la discusión por la municipalización del EPAS. Las roturas, que llegan a mil, son constantes y las culpas se reparten entre la comuna y la Provincia.

Fue el mismo Horacio “Pechi” Quiroga, intendente capitalino, quien le puso número a este problema endémico que tiene la localidad y del que aún es difícil salir sin una política conjunta.

“Tenemos más de mil pérdidas, están contabilizadas”, indicó en su momento a LM Neuquén.

Para tanto es el drama, que son los mismos vecinos los que denuncian todos los días que ríos de agua o efluentes corren por algunas zonas, en las que los líquidos fluyen de manera permanente.

En agosto pasado, el mismo jefe comunal dio a conocer un mapa con 175 sectores en todo Neuquén, con pérdidas de agua, cloacas y roturas de pavimento. Pero el número es sólo una costado de las casi mil que la comuna tiene contabilizadas en la totalidad de los barrios neuquinos.

El drama, además de la pelea con el EPAS (ver recuadro), llevó al mismo Municipio a pensar en “escanear” las calles de la ciudad para tener una mayor precisión de dónde están las pérdidas que no se ven bajo tierra.

7150 intervenciones tuvo Servicios Públicos.

Fue durante 10 meses en Centenario. Es por pérdidas de agua en cloacas y recolección de escombros a pedido de vecinos.

2854 es la cantidad de cloacas tapadas que se detectaron.

También fue en los primeros 10 meses del año. Era una de las demandas más grandes en la oficina de Atención al Ciudadano.

Juicios en contra

Las pérdidas de agua y cloacas pusieron en emergencia la zona. Incluso, hasta la Defensoría del Pueblo de Neuquén intervino en denuncias de vecinos, que terminaron por condenar al Municipio a pagar los daños ocasionados.

El desperfecto no sólo es atributo de la capital. En Centenario, el crecimiento poblacional y el impulso de más agua desde el sistema Mari Menuco, más las viejas cañerías de más de 40 años, hacen que el sistema colapse.

Quiroga y el EPAS viven arriba del ring

Entre el Municipio capitalino y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) hay una relación tensa. Este año protagonizaron fuertes cruces por el mantenimiento de los servicios, tanto de agua como de cloacas. El intendente Horacio “Pechi” Quiroga quiere hacerse cargo del mantenimiento, pero pretende firmar un convenio con el gobierno provincial. Pechi tuvo fuertes cruces con el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido. Si bien los funcionarios municipales se reunieron con los provinciales, aún no hubo un acuerdo firme por una posible la “municipalización” del servicio del EPAS en la ciudad.

“La Colonia” le hace frente a 10 roturas de agua por día

Desde la inauguración del nexo Mari Menuco, en esta localidad los reclamos por pérdidas de agua fueron una constante. Caños rotos en los barrios y ríos de agua corriendo, tanto en veredas como en medio de la calle. Además, fluidos cloacales que emergen en distintos sectores como consecuencia del taponamiento de las redes troncales.

Según in informe que se dio a conocer desde la Subsecretaría de Servicios Públicos, durante todo el año la comuna reparó unas 2580 pérdidas de agua potable. Alrededor de 1363 fueron en la vía pública y 1217 por roturas de caños en las veredas de los vecinos.

En promedio, son casi 250 reparaciones todos los meses y unas 10 todos los días, de acuerdo con el diagrama que realizan los operarios de la Secretaría de Servicios Públicos, a cargo de Guillermo Cimolai.

El problema más grave ocurre con los vecinos que no tienen cloacas en las viviendas y hacen drenar a las calles los pozos ciegos, algo que genera un gran problema sanitario, sobre todo con el extremo calor del verano. En este sentido, la cantidad de cloacas tapadas llegó a 2854 en estos diez meses.

Otro dato relacionado con el orden de los servicios públicos es la limpieza de microbasurales por pedido de los mismos vecinos que pagan un canon municipal para recolectar escombros y ramas de la vía pública.

En 10 meses se realizaron 1259 servicios a través de camiones y volquetes, a un precio de unos 240 pesos por cada servicio, más económico que en el privado.

La mayoría de los reclamos hoy los recibe la Subsecretaría de Atención al Ciudadano, que funciona en el palacio municipal, con una guardia al teléfono 4897765, de lunes a viernes de 8 a 18 horas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído