El ataque ocurrió a mediados de enero. Los vándalos ingresaron tras romper una reja del edificio escolar ubicado en calle Belgrano y se llevaron un televisor LCD y 22 netbooks que usan los alumnos en épocas de clases. Además, sacaron un equipo de música y varios frascos de dulce de leche.

Te puede interesar...

El robo sólo fue una parte del ataque, ya que después hubo una serie de destrozos que generó indignación en los pobladores. Arrojaron comida en el suelo y desinfectante en el pasillo, destruyeron las computadoras de la dirección y las banderas, y hasta rompieron material didáctico. Incluso, el más chico de los vándalos defecó en la escuela.

En el ataque, los chicos escribieron las paredes con aerosol y dejaron frases como “Los rovamos los Paisa” (sic) y “Soy Paisa”, entre dibujos de caritas.

Sin alarma ni cámaras de seguridad, poco se pudo hacer para dar con los autores, pero el golpe a los pocos días al polideportivo municipal dejó en evidencia que eran los mismos autores.

La Policía realizó un relevamiento de cámaras en comercios y viviendas cercanas a ambos lugares y así logró ubicar a la bandita.

Todos los pibes fueron detenidos y trasladados a la Comisaría Quinta, donde se comprobó que tres eran hermanos y los otros dos amigos.

Los padres de los chicos fueron notificados de las actuaciones que se realizaron y la mamá de uno contó que su hijo le confió que era uno de los autores de los ataques.

Todos los chicos se retiraron bajo custodia de sus padres.

Cinco: son los chicos que dañaron y robaron en la escuela y el polideportivo de Centenario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído