Su ex esposo le pegó y después le quemó la casa

Lo hizo adelante de las dos hijas de ambos, de 7 y 10 años.

NEUQUÉN
El nuevo año comenzó para Cintia cargado de violencia. Igual que como había terminado 2015.

Mientras todavía le dolían los golpes que le dio su ex pareja el 31 de diciembre, una nueva pelea con él derivó en un incendio intencional que le devoró su casa del barrio Almafuerte en apenas unos minutos.

Todas sus pertenencias, su sueldo y los documentos fueron consumidos por el fuego, mientras ella y sus pequeños hijas miraban desde la esquina lo que parecía un mal sueño.

En el último tiempo, la relación entre Cintia y su ex pareja había mejorado algo. Durante 12 años la violencia había sido una constante en su matrimonio, pero después de separarse intentaron llevarse mejor por el bien de sus hijas (7 y 10 años). Hasta que el 31 de diciembre el hombre se presentó en su casa y la golpeó salvajemente: le provocó un traumatismo en la mandíbula, cortes en la cara y golpes en todo el cuerpo.

Fue un matrimonio de 12 años. Fueron 12 años de maltrato, hasta que me cansé". Cintia Víctima de violencia de género

Aún dolorida y alterada emocionalmente por lo sucedido, el sábado 2 de enero tuvo que volver a recibirlo en su casa. "Traía a mi nena mayor, que se la había llevado para pasar el año nuevo con él", recuerda.

El hombre ingresó a la vivienda con palabras violentas. La mujer le respondió en el mismo tono que no iba a volver con él. "Fue un matrimonio de 12 años. Fueron 12 años de maltrato, hasta que me cansé", le gritó.

Ante su inesperada reacción, el hombre la amenazó con quemarle la casa. "Corrí hasta la esquina y le tiré el casco. A los pocos minutos él salió a buscarlo y lo agarró, pero no se fue".

Cuando la mujer volvió la vista a su casa, vio cómo las llamas empezaban a consumirla. "Él se quedó mirando cómo se quemaba mi casa, los vecinos estaban ahí y lo vieron todo, sus hijas lo vieron todo. Entonces cuando ya nadie podía hacer nada por la casa, se subió a la moto y se fue", rememora angustiada la mujer.

Todas sus pertenencias estaban allí adentro, todo el dinero que tenía, sus documentos y los de sus hijas, además de la ropa.

"Ahora estamos en la calle, nada de lo que tenemos puesto es nuestro", asegura. "Durante 12 años intenté que las cosas se arreglaran, pero las personas si no quieren no cambian. Ahora, después de esto, temo por mi vida porque demostró ser capaz de cualquier cosa", dice Cintia, rescatada por el servicio de Violencia Familiar.


Contra la mujer
Se reciben tres denuncias por día

Un promedio de tres mujeres por día denuncian algún caso de violencia familiar por parte del marido o pareja, hacia ellas mismas o hacia otro miembro del núcleo familiar, como hijos, hijas o ancianos.

Las cifras forman parte de las estadísticas del equipo de profesionales del Consejo Provincial de las Mujeres. Si se considera que la unidad interdisciplinaria del organismo atiende de lunes a viernes, suman aproximadamente diez casos por semana y entre 40 y 50 por mes.

La comisión vecinal de Almafuerte pidió hace varios meses que se instale en el barrio una comisaría que trate estos casos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído