Suben a policías al colectivo para que no caiga el servicio

Es en Confluencia. Vecinos habían tomado un micro durante 24 horas para reclamar más seguridad. No será de forma permanente.

Neuquén
El servicio de transporte de pasajeros quedó normalizado el miércoles por la noche, luego de que vecinos tomaran por 24 horas una unidad del ramal 18 en demanda de seguridad.

La solución llegó luego de un acuerdo entre el Municipio, la empresa Autobuses Santa Fe y la Policía para garantizar el recorrido, que prácticamente no ingresaba al sector conocido como Los Pumas, en el barrio Confluencia.

Por un tiempo que no se especificó, un efectivo policial subirá a cada colectivo de la línea 18. Será dos cuadras antes de la intersección de las calles Paimún y El Chocón, donde se llevó a cabo la retención de la unidad, y lo acompañarán hasta que salga nuevamente del barrio.

Enseguida descenderá, aguardará el siguiente colectivo y llevará a cabo el mismo procedimiento. Así lo explicó el delegado de la UTA, Raúl Araya.

"También en los ramales 6 y 8 -que circulan por el noroeste de la ciudad- el recorrido se hará con custodia policial que contrata la empresa durante el servicio nocturno y durante los fines de semana", dijo Araya.

El subsecretario de Transporte y Tránsito de la Municipalidad, Fernando Palladino, señaló que la solución a la que se arribó es momentánea porque "no se puede tener un policía sobre el colectivo permanentemente", por los altos costos que eso demandaría.

El funcionario municipal apeló a la responsabilidad y solidaridad de los vecinos para cuidar el servicio de transporte público que pasa por el barrio.

"Más allá de que sea o no justo el reclamo, no se puede perjudicar a todos los vecinos e impedir que se preste el servicio", agregó el funcionario.

La protesta había surgido en uno de los puntos con mayor inseguridad de la ciudad (ver aparte).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído