También en Chile: los barras frustran el final del fútbol

El partido decisivo, en Valparaíso, no se pudo jugar por una batalla campal.

Valparaíso.-Una serie de violentos incidentes protagonizados por barrabravas que invadieron el campo de juego, antes del partido entre Colo-Colo y Wanderers, le pusieron un condimento negro y frustraron la fecha final del fútbol chileno que debía disputarse ayer. Aún sin jugar, Colo-Colo se coronó campeón porque Universidad Católica, el único que podía alcanzarlo, perdió su partido frente al Audax Italiano.
Colo-Colo llegaba al encuentro decisivo como único líder del Torneo Apertura y un punto por encima de Universidad Católica. "Es evidente, las condiciones no están dadas para que se juegue la final del campeonato. Bajo ninguna circunstancia se juega este domingo y las autoridades de la ANFP verán cuándo se jugará", dijo el árbitro Enrique Osses a la televisión local luego de suspender el encuentro.
Con los equipos en la cancha dispuestos a comenzar el encuentro, decenas de hinchas tiraron las barreras de contención e ingresaron al campo con objetos contundentes generando destrozos en cámaras de televisión y en los arcos. Debido a la violencia desatada en la cancha, los jugadores debieron retirarse del campo de juego.

Los enfrentamientos se habían iniciado en la plaza Sotomayor del puerto de Valparaíso y se trasladaron luego hasta el estadio Elías Figueroa. Las barras de los dos equipos se enfrentaron con piedras, fierros e incluso lanzándose bombas de estruendo desde corta distancia.

Como consecuencia de los graves incidentes, al menos siete personas resultaron heridas -una de bala- y se registraron robos y destrozos adentro del estadio.

Batalla campal

Tras más de diez minutos de durísimos incidentes, la policía local, que no tiene presencia en los estadio durante los partidos, entró al estadio y provocó una estampida de los intrusos.

A través de las redes sociales, hinchas de Wanderers habían anunciado en la semana que iban a frenar el acceso de hinchas de Colo-Colo y que además pondrían en riesgo el partido.

Incluso, el metro de Valparaíso debió suspender el servicio para evitar que se produjeran enfrentamientos entre los barras dentro de los vagones.

Colo Colo salió campeón igual
El técnico de Colo Colo, José Luis Sierra, lo resumió muy bien: "Esto debía ser una fiesta y terminó de la peor manera". Aunque manchado por los graves incidentes en Valparaíso, el Cacique colocolino se vio beneficiado por la derrota de Universidad Católica frente a Audax Italiano y obtuvo su 31º campeonato. Los albos llegaron al último partido con 33 puntos y ya no pueden ser alcanzados ni superados por la UC, que se quedó con 32 unidades y sus 15 compromisos ya disputados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído