El clima en Neuquén

icon
22° Temp
38% Hum

Taxis, mujeres y statu quo

Una multitud de taxista se reveló contra la iniciativa para dar 50 licencias a mujeres. El debate tiene sus aristas.

No es fácil dirimir sin un profundo conocimiento del paño cómo distribuir las licencias de taxis. Un bien muy preciado entre un núcleo de la población que se la pasa ilusionado por años con tener el pase para ser dueño de su propio negocio ambulante amarillo. No es sencillo acceder a una licencia. Y nadie se ha hecho millonario con un taxi, salvo que comprara otro y otro y otro.

Hay mujeres taxistas, pero son poquitas en comparación con la cantidad de hombres detrás de los volantes de los autos con tránsito tarifado. Promover la participación de las mujeres en actividades que les eran prohibidas y en las que empiezan a hacerse lugar mediante un cupo es una decisión legítima y con tremendo efecto. Hay que tener cuidado de afectar lo menos posible, pero no por eso no hacer nada. Si en una actividad concesionada el 90 por ciento de los concesionarios son hombres, no extraña que una avanzada por revertir el statu quo genere polémica. Y marchas en contra. Lo extraño sería que no sucediera este tipo de reacciones. En el caso del acceso a la licencia de un taxi, además, se presenta un escenario de guerra de pobres contra excluidos.

Te puede interesar...

Al mismo tiempo que se presentaba la dicotomía entre los taxistas establecidos y la iniciativa que promueve un cupo femenino, en otro sector de la ciudad se revelaban pintadas de esvásticas nazis en el frente de la Delegación de Desarrollo Social de la Nación en Neuquén, donde había obras de la Colectiva de Mujeres Muralistas.

El movimiento feminista tiene fuerza (y motivos) revolucionaria, no se le escapa a nadie que puja por posiciones de poder. Paga con intereses tener objetivos contrarios al statu quo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario