"Tengo genes de mujeres fuertes y laburantes"

Una leona. La actriz habla de su vuelta a la tele en la piel de una obrera textil que defiende a sus compañeros, y dice que lleva algo de su personaje en el ADN. Los besos en serio con su marido Pablo Echarri, el momento político y su nueva figura.

Paula Bistagnino
Especial

Vuelve a la televisión, vuelve a trabajar con Pablo Echarri –ahora su marido y padre de dos de sus hijos–, vuelve a hacer de una mujer de barrio y luchadora. Nancy Dupláa dice que está feliz de este regreso al prime time de Telefe con una novela y con un papel protagónico poco convencional. "Es una gran historia que tiene de todo, con un gran elenco y con el plus de que ya la terminamos y nada va a depender del rating", asegura la actriz y dice que su pareja se renovó después de la experiencia.

¿Lo aconsejás a otras parejas?
No es algo que uno le aconsejaría a cualquiera. Pero como nosotros somos bastante anormales, lo decidimos sabiendo que esto no iba a afectar lo más preciado que tenemos, que es todo lo que construimos juntos en estos 15 años.

¿Qué los hace anormales?
Llevamos muchos años juntos, renovamos nuestros votos todo el tiempo, estamos juntos porque nos gusta estar juntos y creo que todo eso hace que no seamos una pareja común. Por eso también nos animamos a hacerlo, y la verdad es que el saldo es superpositivo. Aportó mucho juego a la pareja y también muchas responsabilidades... Todo, lo personal y lo laboral, superó las expectativas.

¿Se confunde el amor entre la realidad y la ficción?
Y... Para hacer lo mismo que hacemos en casa, ¡nos quedábamos en casa! El hecho de ser pareja hace que redobles la apuesta y que tengas que contar algo muy diferente, en donde la gente no nos vea como Nancy y Pablo. Es todo distinto: dos personas grandes, antagonistas en principio pero que flashean por algo y se seducen, pero confrontan... Está buenísima la historia.

Los actores siempre dicen que no se besan en serio...
Sí, te puedo asegurar que de ninguna manera me besé así con otros actores. Así que además del juego de ser otros con tu pareja de tantos años, encima nos estaban mirando... O sea que todo lo que te molesta cuando lo hacés con otro actor, en este caso sumaba.

Elenco de lujo Susú Pecoraro, Hugo Arana, Esther Goris, Miguel Ángel Solá, Juan Gil Navarro, Peter Lanzani, Dolores Fonzi...

-Se te ve muy cómoda y natural en la piel de la Leona.

Es que es una mujer común, de barrio, con historia de mujeres fuertes en su familia, como yo: una mamá fuerte, de laburo, enfermera, y una abuela también 'laburanta'. Yo vengo de ahí, tengo esos genes. Y eso hace que en mi ADN tenga herramientas para contar una historia así con naturalidad.

Me apabulla un poco llamarme a mí misma leona, pero si pensamos en la metáfora de la madre que sale a buscar alimento para su manada y es capaz de luchar por su cría con su vida, hay algo de eso en mí. De eso de imponer respeto. Sí.

¿Mandás en casa?
Que no me escuche Pablo, pero sí, claro. Soy la que pone los límites y todo en mi casa es un "sí, querida", "como vos digas, mi amor". Soy la más fuerte de ese hogar... Hablando en serio, tengo mi carácter.

¿Y con la máquina de coser cómo te llevás?
Cuando yo era adolescente-joven, comprarse ropa era bastante difícil para nosotros, así que como a los 19 años decidí hacérmela. Y durante un año, iba los lunes a un lugar a aprender a coser y a hacerme mi ropa. Así que sé enhebrar una Singer y más o menos manejo el tema. No mucho.

Muchas actrices lanzan su marca de ropa...

No, yo ni a palos. Te juro que no me da. Ni la capacidad ni la voluntad. A gatas soy actriz, así que imaginate ponerme a pensar una marca de ropa. Pero igual aprendí bastante porque como grabamos en una textil, que hoy es una cooperativa, tuvimos mucha ayuda de las operarias que nos enseñaban y verlas trabajar ayudó mucho. El objetivo era lograr esa naturalidad que tienen ellas, que la máquina de coser es como una extensión de sus manos. Entre eso y la edición, parece que la tenemos clara.

-Todos hablan de tu cuerpo, ¿te exigiste para el personaje?
Sí, sí, me exigí ponerme en forma y bajar unos kilos para el personaje. Porque la Leona tiene una impronta femenina muy fuerte. Es muy del escote y de la sexualidad a pesar de ella. No la usa como herramienta, pero la lleva como un don natural e innato. Está en su personalidad aunque no quiera.

Ese es el papel. Y además la tele te clava seis kilos de entrada y como yo soy medio petisa y medio anchita, siempre me mata. Así que necesito arrancar con cuatro menos. Pero me vino bien, porque empecé a comer mejor y a hacer ejercicio, y adopté una nueva forma de cuidarme. Así que las endorfinas y la ropa que te entra me hicieron sentir bien. Pero igual ya en el rodaje recuperé tres...

-¿Qué relación tienen la trama y la realidad política?
La verdad es que la historia se pensó antes y es atemporal. A nosotros nos impacta la semejanza que tiene con esta realidad de despidos masivos y represión a laburantes. Es triste y a la vez es interesante.

Gran apuesta
Una de pobres y ricos

Producida por El Árbol, de Pablo Echarri y Martín Seefeld -El elegido-, La leona saldrá de lunes a viernes a las 22 a partir de mañana. Son 120 capítulos cuyo epicentro es una fábrica textil a punto de quebrar y dejar a sus trabajadores en la calle. La historia gira sobre la lucha de los empleados contra la familia propietaria y un amor entre la líder de los operarios (Dupláa) y el hombre que llega para llevar adelante el vaciamiento (Echarri). Alrededor, decenas de historias de solidaridad, amistad, traición, ambición, sacrifico y valores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído