El clima en Neuquén

icon
19° Temp
32% Hum
La Mañana acantilado

Tiraron un enorme bloque del acantilado que estaba a punto de desprenderse

Fue una tarea programada por el municipio, y ejecutada por Bomberos. Hay otros sectores que están en riesgo. Aunque hay carteles que lo advierten, mucha gente se instala al pie del barranco.

Un enorme trozo del acantilado de la playa de Las Grutas que estaba a punto de caer naturalmente fue derribado en un operativo organizado por el municipio de San Antonio, que contó con mano de obra aportada por integrantes del Cuartel de Bomberos Voluntarios y el acompañamiento de Guardavidas.

La tarea planificada la realizaron en el transcurso de la última semana, en el tramo ubicado en la zona norte de la ciudad, entre la bajada conocida como Los Acantilados y el barrio Terraza al Mar.

Te puede interesar...

Es en esa parte donde el murallón adquiere mayor altura, y los desprendimientos espontáneos suelen ser ostentosos, por lo que ponen en serio riesgo la seguridad de las personas.

El enorme bloque fue removido con un expansor que utilizan los bomberos para liberar a las víctimas de accidentes viales, indicó uno de los participantes del dispositivo.

Por su gran tamaño la caída fue estrepitosa. En la misma zona aun quedan otros dos fragmentos de grandes dimensiones que proyectan derrumbar en los próximos días.

derrumbe las grutas.mp4

El verano pasado el municipio puso en marcha el denominado Plan de Manejo del Frente Costero, luego que se produjeran tres desmoronamientos que afortunadamente no causaron lesionados.

En esa oportunidad hicieron un relevamiento de todo barranco y detectaron las partes que estaban en riesgo. Entre ellas intervinieron entre la Tercera y la Cuarta Bajada, donde existen innumerables cuevas de loros que debilitan la estructura.

Allí los bomberos utilizaron un robusto rastrillo de hierro con el que peinaron el perfil, del que fueron cayendo cascotes de distintos tamaños, aunque no de gran envergadura.

El procedimiento se efectúa desde la costanera, donde estacionan una autobomba que posee una escalera extensa, de la que se suspende a los operarios del cuartel mediante un cable de acero y sujeto a un arnés, quienes realizan las maniobras para el desplome.

El acantilado grutense –ya se ha dicho en innumerables ocasiones- presenta una inestabilidad latente, de acuerdo a lo confirmado por distintos estudios científicos y publicaciones que arrojaron el mismo diagnóstico.

La fragilidad la provocan factores naturales, como la erosión del mar por el choque de las olas; pero también por la intervención humana, como las construcciones cercanas a la costa o la circulación vehicular.

Pese a que en varios sectores de la playa hay carteles que advierten que es peligroso instalarse cerca de la pared rocosa, mucha gente lo sigue ignorando y buscan guarecerse en su sombra.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario