Transformación: después de años, el este le da vida a una zona clave

Los vecinos disfrutan de las vías, un espacio recuperado a fuerza de obras tras un largo olvido.

Neuquén.- El terraplén del ferrocarril en la zona este de la ciudad cobró nueva vida. Lo que hace poco más de un año era casi un baldío usado como lugar de escondite para asaltar a los desprevenidos o como depósito de vehículos, hoy es utilizado por cientos de vecinos de los barrios Villa Farrel, Sapere, Provincias Unidas y Mariano Moreno para hacer ejercicios al aire libre.

Este nuevo circuito aeróbico, ubicado en el corredor de las avenidas Independencia y Primeros Pobladores, entre los puentes carreteros e Illia-, posee unos 3000 metros de recorrido y hoy es un espacio muy concurrido.

La renovación del lugar comenzó a mediados de 2014, cuando el Municipio construyó la bicisenda sobre Independencia, camino que hoy es utilizado por cientos de ciclistas que llegan a la ciudad desde Cipolletti. Con más luminarias y presencia policial, el lugar es seguro para los deportistas y las familias que salen a caminar y hacer ejercicios todos los días.

Ricardo es jubilado y vive en Provincias Unidas. Celebra la construcción de la ciclovía y el circuito aeróbico porque presta una utilidad.

Pablo aprovecha las tardes para pasear con sus dos pequeñas hijas y para salir solo a ejercitar. "Vengo desde que lo acomodaron. Antes salía muy poco, pero ahora que hay más flujo de gente me siento más tranquilo", admite.

Laura llega agotada al puesto de ejercicios luego de un largo trote y afirma que el lugar es tranquilo y cómodo por la sombra y los juegos.

"Venimos con la familia todas las tardes. Cuando no estaba esto también venía, pero ahora está muy lindo para caminar con los chicos". Carlos. Vecino de Provincias Unidas


"Vengo a caminar desde que lo arreglaron porque ahora está más lindo, no andan tantos chicos malos. Antes sólo lo hacía alrededor de casa". Ana María. Vecina del barrio Mariano Moreno

La otra cara

Mientras que la cara norte (sobre Independencia) vive un renacer, la cara sur (sobre Primeros Pobladores) aún no logra salir de su estado de semiabandono. El Municipio inició la parquización del primer tramo, entre Illia y Alem, pero de ahí a la ruta continúa siendo tierra de nadie. Es más, muchos gitanos lo aprovechan para estacionar sus autos y algunos trapitos gerencian su propio estacionamiento.
Aunque varios vecinos se esfuerzan en parquizar y dar color y vida al lugar, los yuyos y la basura suelen ganar la batalla. Frente a la rotonda de accesos a Ruta 22, la plazoleta Abuelas de Plaza de Mayo trata de mantenerse con vida. El césped es regado y está verde, pero los árboles que representan a los nietos recuperados aún no lograr tener la fuerza suficiente para crecer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído