El clima en Neuquén

icon
10° Temp
51% Hum

Un año de la explosión en Aguada San Roque: "Tienen que pagar con cárcel efectiva"

Las esposas de Nicolás Francés y Mariano Spinedi pidieron que la etapa judicial marque "un antes y un después" y contaron cómo fue el camino que recorrieron ambos para llegar ese día a la Escuela 144.

Este miércoles se cumple un año de la explosión en la Escuela 144 de Aguada San Roque, a raíz de la cual murieron Mónica Jara, Nicolás Francés y Mariano Spinedi. Sus familiares directos están dispersos entre Barda del Medio, Villa Manzano y Mendoza capital. Viven lejos, tienen poca relación y un vínculo lejano, pero el 29 de junio del 2021 los unió una tragedia evitable, que hoy tiene diez personas imputadas.

El pasado 15 de junio se confirmaron las diez acusaciones -siete funcionarios públicos y tres empresarios- en el marco de la causa que investiga las responsabilidades de la explosión de la escuela. Durante las audiencias de formulación de cargos la fiscalía a cargo de Sandra González Taboada reveló que hubo una cadena de hechos de corrupción que derivaron en la tragedia. Entre ellos, se destacan la falsificación de documentos, contrataciones ilegales, certificados truchos, inspecciones que nunca se realizaron, entre otras cosas. Por ejemplo, el 12 de mayo de 2021 (o sea, 48 días antes de la explosión), la subsecretaría de Obras Públicas emitió un certificado de “final de obra”, pero el día del hecho la obra no estaba finalizada tal como estaba establecido y ya habían empezado las clases presenciales. Fue, de hecho, el primer día de clases de Mónica Jara.

Te puede interesar...

Para las familias de las víctimas fatales, la única justicia aceptable es que los imputados sean condenados con prisión efectiva. “Pretendo que haya justicia por nuestro estar mejor como sociedad, porque esto que sucedió sucede en varios ámbitos, no solamente en educación. Para mí tiene que haber gente que pague con cárcel efectiva, eso es lo mínimo que uno pide, porque el dinero va y viene, las vidas no. Ellos no están más, entonces por lo menos que paguen, que lo sufran y que entiendan que las cosas se deben hacer bien”, afirmó Claudia Piedrabuena, esposa de Mariano Spinedi.

audiencia juicio explosion aguada san roque

“Que se haga justicia es imperioso, que esto marque un antes y un después. La condena es lo mínimo, que se hagan cargo de lo que no hicieron. Si no, no estaríamos hablando hoy acá. Porque si no, ¿cuál es el chiste? ¿que te mandes semejante desastre y termines pelando papas en un comedor con una probation?”, opinó Marcela Altube, quien estaba casada con Nicolás Francés.

La mujer expresó su conformidad por las diez imputaciones aunque dijo “tener dudas” sobre la responsabilidad de la entonces ministra de Educación, Cristina Storioni, y el gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez. “Hay una pregunta, desde mi humilde lugar, no sé si es acertado o no, pero la pregunta mía sería ¿cuál es la responsabilidad de la ministra Storioni ante esto? ¿y del gobernador que dio órdenes y que avaló que esa escuela estuviera abierta? Me parece que no es tan gratuito tener gente a cargo que no se haga cargo y que no informe. Pero es una inquietud, nada más, no es que tengo el dedo acusador porque no soy quién para acusar, no soy el paladín de la justicia. Pero no es fácil transitar el día a día, es muy complicado”, manifestó.

El recorrido hasta Aguada San Roque

Mariano Spinedi tenía 47 años y había formado su familia en Mendoza capital con Claudia Piedrabuena, con quien tuvo una hija, Oriana, de 19 años; y dos hijos: Julián de 21 y Enzo de 16. Venía asiduamente a Neuquén, donde vivía su tío y sus padrinos, ya que tenía construido un camino laboral en el rubro petrolero.

No veía a su familia desde febrero del 2021, cuando arribó a la región para buscar trabajo. Un mes antes de la tragedia en Aguada San Roque había empezado a trabajar en la empresa Wheatherford. Tenía previsto viajar a Mendoza con Nicolás a principios de julio, para buscar su ropa de invierno y festejar el cumpleaños de su hija del medio. “Es triste, fuerte… y más él que tenía toda una vida por delante, tenía un futuro brillante. Quería un buen futuro para sus hijos, todo el sacrificio de estar lejos era por ellos”, relató Claudia.

mariano spinedi y sus hijos
Mariano Spinedi y sus tres hijos.

Mariano Spinedi y sus tres hijos.

El 29 de junio del 2021, Mariano estaba de franco y su tío le propuso acompañarlo a la Escuela 144 para llevar adelante las tareas de gas en la obra de ampliación del establecimiento. Nicolás tenía una vasta experiencia en el rubro y ya había trabajado en importantes obras públicas provinciales. En este caso, había sido contratado por Eduardo Afione, uno de los diez imputados en la causa, acusado de estrago culposo agravado.

“Él trabajó del 97 hasta el 2015 en la empresa (constructora) Zoppi, en Cipolletti. De hecho, hizo el Centro Cultural con agua, gas, cloacas… miles de escuelas, en los Casinos, el de Roca, el de Las Grutas, el de Cipolletti, también trabajó colocándole el gas al laboratorio de física y química de la Universidad. Cuando le cortaron el gas al (hospital) Castro Rendón, fue él quien hizo todo ese laburo. Hizo planes de vivienda, miles. O sea, no estamos hablando de alguien improvisado”, enumeró Marcela sobre la experiencia de su marido, con quien se casó en el 2010. Además, hace unos diez años trabajaba como docente en el Centro de Formación Profesional N° 6 de la Uocra.

Así, el martes a la tarde llegaron al establecimiento junto a otros dos trabajadores, que sobrevivieron. La explosión ocurrió cuando recorrían la zona del albergue de niñas junto a la docente Mónica Jara, quien logró escapar por una ventana. Ambos fallecieron de inmediato y los vecinos socorrieron a la docente, quien fue trasladada al hospital Castro Rendón. De allí, fue derivada al hospital Lagomaggiore, en Mendoza, donde murió el 12 de julio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario