Un choque de trenes en Alemania causó nueve muertos

Se produjo cerca de la localidad de Bad Aibling, a unos 50 kilómetros al sureste de Múnich.

Al menos nueve personas murieron y cerca de 80 resultaron heridas cuando dos trenes de cercanías colisionaron frontalmente hoy en el sureño estado alemán de Baviera.

El accidente se produjo cerca de la localidad de Bad Aibling, a unos 50 kilómetros al sureste de Múnich, cuando dos trenes de la compañía Meridian chocaron en un tramo de una sola vía en la línea que une las localidades bávaras de Holzkirchen y Rosenheim. De momento se desconocen las causas del choque ocurrido a las 06:48 hora local (05:48 GMT).

De los 81 pasajeros que resultaron heridos, diez de ellos lo están de gravedad, ocho de gravedad media y 63 ligeramente, informó un portavoz de la Policía. Además, al menos una persona sigue aún desparecida en el peor choque de trenes ocurrido en la región desde 1975.

El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, informó que los dos trenes con 150 personas a bordo colisionaron a "gran velocidad" y que los maquinistas no tuvieron tiempo de reaccionar. "Era una curva, por lo que los dos maquinistas no tuvieron contacto visual antes del choque", explicó.

"Es una hora difícil en la historia del transporte ferroviario de Alemania", aseguró sobre el accidente, ocurrido en un tramo donde se puede circular a un máximo de 100 kilómetros hora. "Es el más grave de los últimos años", agregó en la rueda de prensa en Bad Aibling.

El ministro de Transportes pidió tiempo para llegar al fondo del asunto. "Nuestro interés es ahora esclarecer lo sucedido para ver si fue un problema técnico o humano. Sobre esa información podremos sacar conclusiones, pero hay que esperar a tenerlo", explicó sobre el análisis de las cajas negras de los trenes. De momento se han encontrado dos de las tres cajas negras. La tercera se encuentra entre el amasijo de hierros.

Las autoridades analizarán si pudo fallar el sistema encargado de activar un mecanismo de frenado automático para evitar que dos trenes se puedan encontrar de frente en una misma vía. El sistema se controló la pasada semana sin detectar irregularidad alguna en un examen rutinario, informó Dobrindt.

Los dos trenes de Meridian, gestionada por la empresa de Ferrocarriles de Alta Baviera (BOB), debían haberse encontrado a la altura de Kolbermoor (a unos cinco kilómetros de Bad Aibling), de acuerdo con el plan de viaje, explicó el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann. "Por qué hubo una desviación del plan de viaje es algo que deberá investigarse ahora", agregó.

Los trabajos de rescate fueron "extremadamente difíciles" ya que la zona del siniestro se encuentra en un bosque al lado del río Mangfall. En las tareas de emergencias participaron cerca de 700 efectivos con numerosas ambulancias y helicópteros.

Los heridos más graves fueron trasladados a los hospitales cercanos donde se cancelaron todas las operaciones previstas para contar con suficiente capacidad. Las personas con heridas leves fueron tratadas en el lugar del accidente. En esta tarea participó la organización de socorrismo acuático, que trasladó a las víctimas al otro lado del río, de mejor acceso.

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró conmocionada por el grave accidente y trasladó sus condolencias a las familias de las personas que han perdido la vida. "También están en mis pensamientos los numerosos heridos del accidente. Les deseo una rápida y en lo posible, completa recuperación", afirmó a través de un comunicado.

En los trenes que cubren este tramo se encuentran normalmente numerosos trabajadores que acuden a sus puestos de trabajo, algunos de los cuales continúan hasta Múnich. Por suerte, las vacaciones escolares de carnaval evitaron que estuvieran llenos y que hubiera estudiantes en los trenes como suele ser habitual en los días laborables normales, declaró el jefe de la Policía del sur de Alta Baviera, Robert Kopp.

El tramo de 37 kilómetros entre Holzkirchen y Rosenheim fue cerrado por completo tras el siniestro. De momento se desconoce cuándo volverá a abrirse la ruta. La retirada de los escombros puede durar varios días, debido a que se trata de un lugar de difícil acceso. Los ferrocarriles alemanes han activado un servicio de autobuses para cubrir el trayecto.

En señal de respeto los principales partidos políticos del país cancelaron el tradicional miércoles de ceniza político en Baviera, en el que los líderes debaten sobre temas de actualidad.

Es el peor accidente de tren en Alemania desde enero de 2011. Entonces murieron diez personas cuando un tren de cercanías colisionó con un tren de mercancías en Oschersleben, en el estado federado de Sajonia-Anhalt. Uno de los maquinistas ignoró dos señales de detención.

En Baviera el siniestro más grave se remonta a 1975, cuando dos expresos chocaron frontalmente a la altura de Warngau causando la muerte a 41 personas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído