Un cura hizo un striptease en una fiesta en España

Se filtraron videos de los excesos de los religiosos en Salamanca.

Un hermano mayor de la Hermandad Dominicana de Salamanca, en España, se ha visto obligado a dimitir después de que se difundieran en redes sociales dos videos de una fiesta celebrada con alcohol en unas instalaciones eclesiásticas, y en la que uno de los cofrades hizo un striptease.

En la carta de dimisión “irrevocable”, José Fernando Iglesias califica de “deplorables” los hechos sucedidos durante una comida en los locales de la Iglesia, sede del Obispado de Salamanca. En uno de los videos se puede ver a un cofrade -que ya se ha dado de baja de la hermandad- subido en una barra sin camisa, bajándose los pantalones y quedándose en ropa interior, mientras que en el otro se observa a dos hermanas que llevan camisetas de la cofradía, repartiendo bebidas alcohólicas.

Como “primera autoridad de la hermandad”, Iglesias considera que no puede ni debe “eludir la responsabilidad por los comportamientos indignos mantenidos”, así que renuncia al cargo. Desde el primer momento fue “consciente”, asegura, de que esta decisión era lo más coherente con lo ocurrido y ya se lo había comunicado a la junta de gobierno de la hermandad, aunque su idea era “esperar al cabildo general” (asamblea de todos los hermanos) de hoy para presentar la dimisión.

Dos hermanas servían alcohol en la fiesta que se hizo en instalaciones de la iglesia

El obispo de Salamanca, Carlos López, firmó un decreto en el que acepta la dimisión de Iglesias y decide constituir un equipo de comisarios que gobierne “temporalmente” la hermandad. Tras publicarse los videos, la junta de gobierno de la Hermandad Dominicana calificó tal comportamiento de “impúdico, indigno y ofensivo”, lo le ha causado “vergüenza y tristeza”. Y aseguró en una nota que “ese tipo de conductas son inaceptables en el seno de una asociación religiosa cristiana”.

Según han confirmado fuentes del Obispado, las medidas se adoptarán para evitar futuros hechos similares pero no sólo de esta cofradía sino “con cualquier otro grupo que realice actividades que no respeten los fines de esta Casa”. La Hermandad Dominicana ha pedido perdón por el daño y el escándalo que este suceso está provocando y es consciente que la difusión de este hecho daña la imagen de la Hermandad Dominicana, “pero también afecta a la de las demás cofradías y a la de la Iglesia en general”.

Por su parte, desde la Diócesis de Salamanca se ha dado a conocer otro comunicado en el que se recuerda que “la Casa de la Iglesia, como Casa de la Diócesis de Salamanca, acoge a todos los grupos eclesiales que demandan cualquiera de sus servicios y que los soliciten para realizar actividades pastorales de todo tipo”. Pese a ello, ha rechazado “los hechos acontecidos en esa comida y cualquier otro tipo de hechos de similar condición, sobre todo cuando se realizan en un evento de una cofradía en la casa diocesana que acoge siempre con los brazos abiertos”.

Los videos de la fiesta siguen dando vueltas en las redes sociales. Las imágenes son contundentes. Las autoridades no saben quién o quiénes filmaron y filtraron esos videos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído