El clima en Neuquén

icon
Temp
78% Hum

Un Día del Padre atípico

Hubo movimiento en algunos comercios, pero no fue importante en los bares y locales de gastronomía.

Fue un Día del Padre atípico. Si bien la flexibilización de las restricciones por la pandemia permitía un poco más de libertad, el clima –tal vez- o la economía, hicieron que las calles de la capital neuquina estuvieran despobladas en horas del mediodía.

Muchos restaurantes abrieron sus puertas con la expectativa de poder recuperar un poco de todo lo que llevan perdido desde que comenzó la peste, aunque la concurrencia a estos lugares para que las familias celebren con sus pares no fue la esperada.

Te puede interesar...

¿Habrá influido también la sensación de angustia e incertidumbre?

Probablemente haya sido un poco de todo. Las bajas temperaturas de ayer no colaboraron demasiado en el movimiento matutino del domingo. Muchos optaron por hacer las compras temprano en los supermercados y en otros comercios específicos (sí hubo colas en algunas fábricas de pastas y carnicerías) para festejar este día tan especial en sus hogares.

Después de las 14, la ciudad quedó desierta, con ese manto gris y melancólico, tan propio de los domingos de invierno.

Por la tarde, el panorama no cambió. Hubo algunos padres jóvenes que llevaron a sus hijos a caminar por las plazas y otros espacios públicos, pero fueron los menos. Tampoco faltaron -aunque en minoría- aquellos amantes de los deportes al aire libre, aprovechando precisamente la poca circulación de gente.

Habrá que ver si el comportamiento social en los festejos fue el adecuado o el que las autoridades recomendaban: reuniones familiares con pocas personas y manteniendo las medidas de prevención.

Los números de contagios darán pronto una respuesta: ojalá sea positiva.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
25% Me gusta
50% Me da igual
25% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario