El clima en Neuquén

icon
Temp
88% Hum

Un escape que dejó secuelas

La vida de importantes personajes de la vida política y social de Neuquén fue alterada con aquella fuga.

Se cumplieron ayer 105 años de la cinematográfica y sangrienta fuga de la U9, aquel escape masivo de presos que fue un punto de inflexión para la capital neuquina.

Comenzó el 23 de mayo de 1916 con un motín para reclamar condiciones de vida digna en la cárcel que recientemente se había inaugurado en la nueva sede administrativa del territorio y terminó con una sorpresiva huida que a su paso dejó muerte y tensión en las calles del pueblo.

Te puede interesar...

¿Qué hubiese pasado si aquel motín no se producía? El curso de la historia hubiera sido otro.

Martín Bresler, uno de los principales cabecillas, hubiera quedado en libertad dos días después porque el gobernador Eduardo Elordi tenía su indulto para la firma. No hubiera protagonizado la increíble aventura que tuvo por el mundo después de un año preso por el robo de una vaca. Seguramente habría seguido trabajando en su campo cordillerano.

Tampoco se habría producido la denominada matanza de Zainuco, lugar donde ocho presos fueron alcanzados por la Policía y fusilados.

Hubiera sido distinta la vida de Abel Chaneton, el periodista que denunció la masacre y que meses después murió asesinado por este motivo.

Y seguramente otro hubiera sido el destino de Eduardo Talero, jefe de la Policía en ese momento, que se sintió abrumado y avergonzado por haber quedado como responsable de aquel hecho por más que, en vano, pidió al gobierno que se esclareciera el caso. Talero renunciaría a su cargo y poco tiempo después se iría de Neuquén.

Pasó poco más de un siglo de aquella fuga de película y todavía quedan muchas preguntas sin responder.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

50% Me interesa
10% Me gusta
13.333333333333% Me da igual
20% Me aburre
6.6666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario