Un Ferrari del 57 es el auto más caro de todo el mundo

Se vendió en 28 millones de euros y aunque no se sabe quién lo compró, el dueño sería de EE.UU.

París.- El Ferrari fue vendido en 28 millones de euros (32.075.200 con la comisión y los gastos, equivalentes a 35 millones de dólares) por el rematador Hervé Poulain, de la casa de subastas Artcurial.
El nombre del comprador no fue divulgado, pero el automóvil podría partir hacia Estados Unidos, indicó Matthieu Lamoure, director general de la rama automóvil de Artcurial.

"Estoy muy feliz porque este es efectivamente un récord mundial para un coche vendido en una subasta. Es un precio fabuloso para una pieza maestra. Es mucho dinero, pero es el precio real. El auto sale de Francia, nuestro país, y va a ir a los Estados Unidos", explicó.

El Ferrari chasis 0674, cuya carrocería fue fabricada por Scaglietti, provenía de la colección del industrial francés Pierre Bardinon, uno de los especialistas de la marca del caballito italiano que falleció en 2012. Bardinon lo había comprado en 1970 y tras una restauración lo mantuvo prácticamente oculto a los ojos del público.

En 1957 el Ferrari corrió las 12 horas de Sebring (quedó en sexto lugar), las Mille Migla (segundo lugar) y las legendarias 24 Horas de Le Mans, con el piloto británico Mike Hawthorn al volante. Durante esa carrera, el auto se convirtió en el primero en superar los 200 km/h de media en una vuelta al trazado de La Sarthe. Finalmente, el equipo tuvo que abandonar en la quinta hora por un fallo mecánico grave.
Nada menos que Stirling Moss lo llevó un año después a la victoria en el Gran Premio de Cuba de 1958, la carrera en cuya jornada previa Juan Manuel Fangio fue secuestrado por el Movimiento Guerrillero comandado por Fidel Castro.

El chasis 0674 salió de Maranello equipado con un motor V12 Tipo 140 de 3.8 litros. Después de las Mille Miglia, el Ferrari 0674 cambió su motor por uno 4.1 litros de cilindrada de cara a su participación en las 24 Horas de Le Mans.

Esta versión con cuatro árboles de levas en cabeza, doble encendido y carburadores de cuatro cuerpos era lo más avanzado de la época, con una potencia de 400 CV.

El precio de salida de subasta del Ferrari fue de 20 millones de euros, que rápidamente se convirtieron en 28 millones. Sin embargo, la cifra final ascendió hasta los 32 millones debido a los cargos que las casas de subastas suman para costear la logística.

El récord precedente pertenecía a otro Ferrari, un 250 GTO de 1962, adjudicado por 38 millones de dólares en 2014 (unos 28,9 millones de euros según la tasa de cambio de la época), en California.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído