Un gato no se quiere ir del lugar donde su dueño lo abandonó

Fue fotografiado por primera vez en 2015, y desde entonces vuelve todos los días al mismo punto.

Londres
Los gatos tienen fama de ser ariscos. Que sólo buscan el cariño por interés, que se mueven por comida, que hacen de sus dueños sus esclavos, que apenas tienen sentimientos y que su único amor son el sol, las siestas y la comida.

Todos estos mitos sobre los mininos se desmoronan al conocer la historia de un gato que permanece quieto sobre el lugar en el que lo abandonaron, esperando a sus antiguos dueños. El animal lleva meses sobre una tapa en una calle de la ciudad de Belgorod, situada en el suroeste de Rusia.

Según publicó el diario inglés Daily Mail, el felino fue fotografiado por primera vez en 2015, y desde entonces vuelve todos los días al mismo punto. Esta historia se ha hecho popular gracias a una publicación de un usuario de VK (el Facebook ruso) llamado Ostap Zadunayskiy.

Este hombre asegura que el gato pertenece a una familia que vivía en la zona, pero que se mudó y decidió abandonar a su mascota. Según deduce, el animal espera pacientemente a que sus dueños vuelvan a buscarlo, aunque otras personas señalan en la misma red social que el gato tan solo está esperando comida, ya que probablemente sea ahí donde lo alimenten. Otros son incluso más prácticos y defienden que está ahí solo porque la tapa está caliente gracias a los vapores de la alcantarilla que pasa por debajo.

Pero también hay usuarios que confirman el relato de Zadunayskiy, e incluso aportan más datos: al parecer, el gato corrió detrás de su familia, que lo dejó atrás mientras se iba en un coche.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído