Indalo-Autobuses Neuquén recibió una recompensa de más de 25 millones de pesos por frenar el aumento del boleto hasta después de las elecciones. En julio, los choferes lograron una recomposición salarial y la firma reclamó la actualización automática de la tarifa, pero el Municipio postergó la suba durante cuatro meses. Antes de irse, el ex intendente Guillermo Monzani firmó una serie de acuerdos y decretos con la empresa para devolverle el favor con subsidios. La última rúbrica fue el 5 de diciembre, a menos de una semana de dejar el mandato.

Te puede interesar...

El 17 de julio, el gremio UTA logró un incremento de sueldos del 20%, retroactivo al mes anterior. De inmediato, Indalo-Autobuses Neuquén reclamó la cláusula “gatillo” que le permite subir el boleto cada vez que sus costos se elevan más de un 10%.

Apremiado por las elecciones nacionales y municipales, el entonces intendente Horacio Quiroga demoró el aumento. La empresa insistió mediante varias notas y sumó un reclamo adicional por el incremento del precio del gas oil.

Sueldos

El 30 de octubre, cuando las elecciones ya estaban definidas, Monzani firmó un acuerdo con la transportista. El Municipio se comprometió a compensar a Indalo-Autobuses Neuquén por el mayor costo salarial de junio y julio con un subsidio de 5,12 millones por mes, además de establecer un nuevo cuadro tarifario con vigencia retroactiva, a partir del 1° de agosto.

Como el acuerdo se firmó tres meses después de la actualización, establecieron una tarifa “teórica” para agosto, septiembre y octubre de $32,04. Hasta julio, ese valor era de $26,17.

Ambas partes decidieron que el Municipio compense la diferencia entre el boleto vigente en la calle, que siguió costando $26,17, y la tarifa “teórica” de $32,04. Acordaron recurrir a las estadísticas de la tarjeta SUBE para subsidiar los seis pesos extra por cada pasajero transportado durante los tres meses previos.

P05-F02-autobuses.jpg

Otro aumento

Una semana después, el 6 de noviembre, a través del decreto 937, la Municipalidad le pagó a Indalo-Autobuses Neuquén $17.815.680 para “compensar la diferencia tarifaria para los meses de agosto y septiembre de 2019”, y $10.239.950 más en reconocimiento de un mayor costo salarial durante junio y julio.

El 5 de diciembre, por medio del decreto 1031, Monzani hizo otro desembolso de $9.670.449 por la diferencia tarifaria correspondiente a octubre, “equivalente a 1.246.192 pasajeros transportados”. Como ese gasto no estaba previsto en el presupuesto, autorizó a usar parte del Fondo Anticíclico Fiscal.

En el medio, Monzani autorizó un nuevo cuadro tarifario desde el 1° de noviembre, con una tarifa básica a $34,5. Esa suba también se demoró por la transición a nivel nacional y recién entró en vigencia el 9 de diciembre.

Por ahora, no hay un acuerdo con la empresa de transportes para compensarles esta última postergación. Dependerá de las negociaciones que inicie la transportista con el nuevo intendente el año que viene.

Sube-boleto.jpg

$49 es el valor actual del boleto urbano en Neuquén, sin los subsidios al combustible. Entre el Municipio, la Provincia y Nación desembolsaron más de 200 millones de pesos en 2019 para cubrir la eliminación de los programas de incentivo al transporte público. Para 2020 aún no está definido qué pasará con el esquema de esos aportes.

--> En junio hubo otra compensación de $ 10 millones

Aunque para los vecinos el boleto aumenta más rápido que sus sueldos, las transportistas tardan meses en que les autoricen una actualización tarifaria. El incremento que sintieron los pasajeros en mayo de este año correspondía a un trámite que se inició en diciembre de 2018. Por esa demora, el Municipio le pagó a Indalo-Autobuses Neuquén y Pehuenche más de 10 millones de pesos.

El 22 de agosto, en plena campaña electoral, el Municipio le dio $7.756.329 a Indalo-Autobuses Neuquén “por el retraso en la aprobación del nuevo cuadro tarifario del sistema de transporte público de pasajeros correspondiente al período diciembre de 2018-mayo de 2019”. El 27 de agosto, Pehuenche reclamó igual trato. El 19 de noviembre le dieron la razón y la comuna compensó a la empresa con $2.613.330.

Por ahora, Pehuenche no tuvo la segunda compensación anual por la demora en subir el boleto durante las elecciones, entre julio y noviembre. Por eso, aún puede exigir otro desembolso antes de fin de año.

LEÉ MÁS

Gaido anticipó que "vamos a tener una Fiesta de la Confluencia tremenda, como nunca"

Los accidentes por pirotecnia cayeron en el verano 2018

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído