Un principio de acuerdo apagó el fuego de una protesta

Neuquén.- El conflicto petrolero en Catriel pasó ayer de la quema de un camión y las amenazas al primer acercamiento entre las partes en más de un mes. Se acordó el pago de sueldos atrasados y el lunes seguirá la negociación de la reincorporación de 35 camioneros despedidos.

Afiliados del Sindicato de Camioneros de Río Negro lanzaron un violento contraataque ante la falta de respuestas. Los camioneros quemaron el tanque de un camión de la empresa Gabino Correa, que presta servicios para la petrolera Vista Oil y amenazaron con incendiar uno cada tres horas. Los despidos son consecuencia de una ajuste de la petrolera del ex YPF, Miguel Galuccio.

“Hay mucha bronca. Nadie soluciona nada”, se quejó el titular de Camioneros, Rubén Belich, antes de la reunión convocada de urgencia. “Por suerte, el resultado de la negociación fue positivo”, celebró el titular de Trabajo rionegrino, Lucas Pica, al término del encuentro.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído