Un reintegro para el pueblo

Arrancó el tercer semestre con el nuevo año. Suenan los mismos discursos. Confianza, esperanza, caminar juntos en busca de la felicidad, se repiten en el inicio de este 2017, año de elecciones intermedias y oportunidades de manifestar agrado o desencanto a través del voto popular. Aún para ello falta mucho, o no, porque los políticos parecen estar siempre en campaña.

Pero mientras el oficialismo y la oposición hacen tejes y desmanejes de la política argentina, en las últimas horas se conoció una noticia que parece ser menor pero que impacta en el bolsillo de los argentinos. El Gobierno decidió eliminar el reintegro del 5 por ciento del IVA para tarjeta de débito. ¿El motivo? El alto costo fiscal y el poco uso del plástico en las compras. Así como se lee.

El primer punto es algo polémico porque es un porcentaje sensiblemente inferior a aquel que significó la eliminación parcial de las retenciones a la soja, por ejemplo. Y el segundo, inexplicable cuando se está bancarizando a todo el mundo. Hasta mi abuela se había acostumbrado a comprar con la tarjeta de débito y veía contenta cómo a principios de mes aparecían 150 o 200 pesos de reintegro.

La medida nació hace 15 años, en medio de la crisis de 2001, y se aplicaba a todas las compras menores a los mil pesos. En el caso de quienes poseen asignaciones universales o cobran jubilaciones mínimas, el porcentaje se eleva a quince puntos de reintegro.

Muchos especulan con que se trata de un “olvido” del Gobierno para ver cómo reaccionan los bancos y la ciudadanía. En tanto, se trata de otro golpe al último eslabón de la cadena, como vos o como yo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído