Un stent crecerá junto con una beba recién nacida

Por una malformación cardíaca, realizaron esta inédita operación.

Cardiólogos del Hospital Universitario de Pediatría de Zúrich, Suiza, implantaron a un bebé de tan sólo 24 días de vida un nuevo tipo de stent que dispone de un “potencial de crecimiento” que lo puede acompañar hasta la edad adulta.

Según un comunicado del centro de emergencias, esta es la primera vez que se implanta un “Begrow Stent” a un paciente. La operación tuvo lugar a finales de mayo y desde entonces la niña se recuperó muy bien, indicaron en el informe. La recién nacida sufría una malformación cardíaca grave debido a que su arteria pulmonar, que une el corazón con los pulmones, era muy estrecha por lo que sus pulmones no recibían suficiente sangre. Gracias a este soporte vascular, el equipo médico consiguió mantener la arteria abierta permanentemente.

Te puede interesar...

El stent que se le instaló se adaptará al crecimiento de la niña e incluso irá creciendo con el vaso hasta la edad adulta. Actualmente la prótesis intravascular mide 6 milímetros de diámetro pero puede dilatarse hasta los 11,5 milímetros, el tamaño correspondiente a la edad de entre 8 y 10 años. A partir de este punto, el stent se abre de forma controlada por puntos determinados y acompaña el crecimiento de la arteria, tal y como se demostró en pruebas hechas recientemente con cerdos.

Una prótesis cardíaca convencional, la más utilizada en estos casos, tiene un uso limitado para neonatos y niños porque debe ser eliminada posteriormente con una intervención muy delicada. Esta operación forma parte de un estudio clínico en el que se implantará un stent como este a 18 bebés de Suiza, Alemania y Austria, que recibirán un seguimiento durante varios años para garantizar su seguridad y buen funcionamiento.

Según el jefe de cardiología del hospital y director del estudio, Oliver Kretschmar, “este producto puede llenar un vacío, ya que los stents actuales no son adecuados para niños y, particularmente, para bebés”. Y agregó: “El beneficio del Begrow es que el stent puede permanecer en el paciente el resto de su vida. Incluso si agregamos otro stent de tamaño adulto, es seguro que no tendremos que extirpar quirúrgicamente el Begrow, como hacemos con otras soluciones actuales, que conllevan un riesgo de daño vascular”.

La investigación sobre los Begrow comenzó en 2012 y fue conceptualizada y diseñada por la cofundadora de la firma Bentley, Miko Obradovic. El desarrollo técnico se completó en 2017 y el ensayo clínico comenzó este año.

El Begrow Stent se adaptará al crecimiento de la niña e irá incrementando su tamaño.

7000 bebés con cardiopatía por año

Más de 7000 bebés nacen por año en la Argentina con alguna cardiopatía congénita (malformaciones del corazón) producidas durante la vida fetal que los vuelve propensos a sufrir complicaciones como bronquiolitis o neumonía, por lo que los especialistas llamaron a los padres a estar atentos a los síntomas para detectar esa alteración a tiempo. Para prevenirlas, la experta recomendó lavarse las manos, impulsar la lactancia materna, cumplir con el calendario de vacunación y evitar la contaminación ambiental con humo, así como no olvidar los controles médicos de rutina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído