Un violador escapaba y fue atropellado en la ruta

Las autoridades quieren saber si fue un accidente o un suicidio.

Misiones. Un joven que desde el fin de semana era intensamente buscado, por violar y dejar al borde de la muerte a una nena de 6 años, murió al ser atropellado por un camión en momentos en que intentaba escapar de la Policía de Misiones en la localidad de Garupá.

Franco Emanuel Sotelo, de 24 años, tenía una dilatada carrera delictiva pese a su edad. Su especialidad era el robo de casas y en los últimos tiempos había ampliado su radio de acción. Es que la Justicia de Entre Ríos había pedido su detención por el robo de costosos relojes y joyas de la vivienda de un gerente bancario de Paraná, hecho que ocurrió hace un mes. El joven había dejado estampadas sus huellas y eso facilitó su identificación. Sotelo era buscado desde el fin de semana. El sábado, cerca del mediodía, en la zona de Pozo Azul, en el norte de Misiones, atacó con un fierro a dos hermanitas de 6 y 12 años que caminaban por la banquina de la Ruta Provincial 20 hacia un comercio.

Te puede interesar...

La mayor de las hermanas logró escapar bañada en sangre, pero la más pequeña fue llevada por la fuerza en el vehículo de Sotelo, que partió velozmente. La víctima fue abandonada varios kilómetros más adelante tras ser abusada sexualmente. El martes Sotelo era perseguido por la Policía e intentó escapar, pero al saltar el muro que divide los carriles de circulación, cayó bajo las ruedas de un camión. Todavía no se sabe si fue un hecho accidental o un suicidio ante la inminente detención.

Embed

14 causas penales tenía el joven en Misiones

En esa provincia, Sotelo tenía catorce causas penales por robos y hurtos, algunos millonarios, pero siempre terminaba excarcelado. En Entre Ríos también tenía una causa.

Emborrachan y violan a una chica

El padre de una adolescente de 14 años denunció que su hija fue abusada sexualmente luego de que fuera embriagada cuando participaba de una juntada con compañeros tras la salida del colegio en Salta. Alguien del grupo le habría acercado a la adolescente una botella de cerveza que habría contenido otra bebida, probablemente vodka mezclado con algún jugo. En un momento sintió que ya no tenía fuerzas ni podía mantenerse en pie. Así habría perdido el conocimiento. Cuando logró recuperarse, se encontró a cuatro cuadras de donde se estaba con sus compañeros del colegio. Al volver en sí tenía un fuerte dolor en la zona genital. Quiso llamar a sus padres, pero entonces también se dio cuenta de que ya no tenía su teléfono celular.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído