Una acción solidaria les mejoró la vida a 10 chicos

Un inventor dona prótesis a quienes las necesitan en todo el país.

POR ANALIA CASTRO / castroa@lmneuquen.com.ar

Una aventura solidaria que fortalece los lazos sociales y mejora la calidad de vida de muchas personas, a cambio de nada. La cruzada de Argentinatón, encabezada por el joven inventor Gino Tubaro, sus amigos Aldano Pelusso y Alexia Gozuk y otros colaboradores de Atomic Lab, pasó por Neuquén para dar, literal y metafóricamente, una mano o, mejor dicho, trece, a partir de la entrega de prótesis creadas con impresoras 3D.

Tras su periplo por el norte argentino, el equipo del proyecto Limbs (extremidades, en inglés) emprendió una travesía por la Patagonia que tiene como destino final Ushuaia.

Te puede interesar...

El viernes 7 pisaron suelo neuquino y durante cinco días robaron sonrisas al entregar un total de trece prótesis para manos y brazos en distintos puntos de la provincia.

p03-f03-protesis-3d-atomic-lab.jpg

Las “manos de superhéroes” –por su parecido a las de los personajes de las películas de Marvel y DC– abrieron un abanico de posibilidades para Josías de Zapala, Clarita de San Martín de los Andes y Matías e Ignacio de Neuquén capital. Tras recibir sus nuevas aliadas mecánicas, Nacho, el chico de 9 años que apareció en diferentes medios, deleitó a sus familiares, a los integrantes de Argentinatón y a los espectadores de las redes tocando el bombo al ritmo de la zamba “Dulce Limay” de Marcelo Berbel.

Coqueta, la pequeña Francesca de Plaza Huincul se mostró reticente a probarse su prótesis con tonos verdes y blancos, pero accedió después de pintarle las uñas. En tanto, en Cutral Co, Ángel, que siempre fue diestro, pudo volver a tomar una lapicera de ese lado, ayudado con su nueva mano mecánica.

p03-f4-protesis-3d-atomic-lab.jpg

Las coloridas prótesis de Atomic Lab no están destinadas sólo a la población infantil, sino que también buscan brindar soluciones de movilidad a las personas adultas. Así como Damián de Cipolletti pudo volver hacer un “choque los cinco” con su hijo con la nueva extensión de su brazo, en Cutral Co Juan recibió dos postizos ortopédicos que le permitirán tener mayor autonomía.

Cinco días trabajó esta organización en Neuquén para sacarles una sonrisa a los chicos.

Allá por 1979 el hombre sufrió un accidente. Estaba manipulando explosivos, cuando un compañero encendió una radio y generó una detonación. El trágico episodio se llevó la vida de sus colegas. Él perdió la vista, una mano y un brazo, pero sigue luchando día a día para lograr lo que se propone.

Claves

“El objetivo es recorrer todo el país, aproximadamente 95 mil kilómetros, en una camioneta 4x4 que nos prestó Ford y a la que le pusimos una impresora 3D alimentada por paneles solares. De esa manera, vamos imprimiendo prótesis en la ruta mientras viajamos a los pueblos”, dijo Aldano Pelusso a LM Neuquén, mientras disfrutaba de la vista de San Martín de los Andes desde el mirador Bandurrias.

p03-f5-protesis-3d-atomic-lab.jpg

“Las prótesis que entregamos son por pedidos previos a partir de la anotación en la página web (www.atomiclab.org). De todas maneras, en el viaje al norte tuvimos dos o tres personas que no se habían anotado, que las encontramos por conocidos, y las fuimos imprimiendo en el mismo pueblo y se las entregamos. Acá en Neuquén no nos encontramos con nadie que no esté registrado”, agregó.

En cuanto a los pasos a seguir a la hora de crear los postizos 3D, precisó: “La persona manda una foto de su muñón sobre una hoja cuadriculada y nosotros sacamos las medidas a partir de un algoritmo que tenemos en nuestra plataforma web. De esa manera, automáticamente podemos conocer el diseño que necesitamos”.

p03-f2-protesis-3d-atomic-lab.jpg

“Una prótesis completa, en una sola impresora, puede tardar un promedio de entre 15 y 20 horas. Nosotros igual contamos con algunas piezas impresas para acelerar los tiempos y tener disponibles ante cualquier eventualidad”, añadió.

--> Enseñan a escribir o a tocar música

Respecto del encuentro que se da con los beneficiarios, Pelusso indicó que se les explica cómo usar la prótesis y qué cosas pueden hacer con ella, como escribir o tocar una trompeta. “De hecho, hay diferentes videos sobre el tema en las redes. Luego le recomendamos un seguimiento traumatológico y médico”, precisó.

Contó que mantienen un pacto de confidencialidad con las personas que reciben los aparatos ortopédicos y que sólo dan a conocer sus historias y sus caras si dan su consentimiento.

Apoyados por una gran campaña de difusión, por el momento los integrantes de Argentinaton no trabajan con organizaciones de salud para dar con las personas que necesitan una prótesis. “La gente se entera generalmente por los medios de comunicación, las redes sociales y el boca en boca, pero llegamos a muchísimas personas, en un momento tuvimos 4000 pedidos”, enfatizó.

p03-pieza.jpg

Sobre la experiencia neuquina, destacó que fueron muy bien recibidos en todos lados. “No sólo conocimos a las personas que íbamos a contactar, sino también a las diferentes comunidades neuquinas”, dijo.

“En Picún Leufú, una de las chicas a la que le dimos una prótesis le había dicho a su maestra y terminamos en la escuela con sus compañeros y la directora”, contó, haciendo referencia al encuentro que mantuvo con la joven Lulú, que en las redes de Atomic Lab aparece junto a su pequeño hermano jugando y apropiándose de la nueva extensión de su brazo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído