Una campaña que se manchó y se fue para el lado sexual

Trump trató a Bill Clinton de abusador y dio a entender que Hillary le fue infiel.

Estados Unidos.- La carrera a la presidencia de los Estados Unidos se llenó de amenazas, de acusaciones de infidelidades y de recuerdos que van en una sola dirección: la sexual.

Por ejemplo, el polémico Donald Trump amaga una y otra vez con sacar a relucir viejos escándalos sexuales del marido de su rival electoral, Hillary Clinton, en un intento de retomar su propia carrera a la Casa Blanca y de vengarse por el uso que la demócrata está haciendo de Alicia Machado, una ex Miss Universo que lo acusa de misoginia y de haberla humillado públicamente décadas atrás.

“Hillary Clinton estuvo casada con el hombre que más ha abusado de las mujeres en la historia de la política”, dijo Trump esta semana a The New York Times. Y acusó a la demócrata de complicidad: “Hillary fue una facilitadora y luego atacó a las mujeres a las que Clinton maltrató. Creo que es un problema grave para ellos y es algo de lo que estoy considerando hablar más en el futuro”.

Trump lleva coqueteando con esta amenaza desde hace tiempo, aunque hasta ahora no la ha hecho realidad. El sábado amagó con ello, pero al final se limitó a insinuar que la propia Clinton podría haber engañado a su marido. “La única lealtad de Hillary Clinton es con sus contribuyentes financieros y hacia ella misma. No creo que sea leal ni a Bill. ¿Y por qué debería serlo, amigos, por qué?”, dijo durante un mitin.

Que no haya ido más lejos aún se debe quizás a que, pese a todo, es consciente de que el tiro podría salirle por la culata, como le han advertido desde múltiples lados. No sólo llevan los Clinton parapetándose para un ataque así desde hace años; Trump también tiene muy poco de lo que presumir en cuanto a fidelidad marital y trato a las mujeres se refiere: ya va por su tercer matrimonio, mientras que los Clinton, pese a todo, llevan cuatro décadas casados. El magnate republicano lleva además años defendiéndose de acusaciones de supuestos casos de acoso sexual, incluso de una oscura acusación -luego denegada- de violación de su primera esposa, Ivana.

Justo antes del primer debate del lunes, Trump amagó con invitar al primer cara a cara con Clinton a Gennifer Flowers, una cabaretera que en 1992, cuando Bill Clinton lanzaba su campaña presidencial, aseguró que mantuvo una relación extramatrimonial con el antiguo gobernador de Arkansas.

Newt Gingrich, el republicano que lideró el fracasado proceso de impeachment de Bill Clinton por el caso Monica Lewinsky en 1998 (la becaria con la que tuvo relaciones en el mismísimo Salón Oval), es hoy uno de los más estrechos aliados de Trump.

Trump imitó el desmayo que sufrió Hillary

El candidato republicano Donald Trump, de quien se dice que evadió impuestos durante 18 años, imitó durante un discurso el desmayo que sufrió su oponente demócrata, Hillary Clinton. Ocurrió durante un “rally de campaña” en Manheim, Pennsylvania. “Es una mujer que debería luchar por muchas cosas, pero no puede siquiera con los cuatro metros para llegar a su auto. Por favor, por favor”, dijo, irónico, el millonario empresario de bienes raíces. Luego imitó a Clinton, quien sufrió una neumonía, según sus médicos, motivo por el cual tuvo un traspié antes de ingresar al auto que iba a trasladarla luego del homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre que se realizó en Nueva York.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído